DeportesCerro | FIFA | Rampla

Justo Sánchez, el uruguayo nominado por la FIFA al premio del mejor hincha del mundo

Justo es hincha de Cerro, y se hizo hincha de Rampla después de la muerte de su hijo, que era picapiedra. Ahora va a todos los partidos con una bandera muy especial.

La FIFA eligió a un uruguayo para que compita por el premio al mejor hincha del mundo del 2019.

Se llama Justo Sánchez y su historia, que ya es conocida en Uruguay, ahora será reconocida en todo el mundo.

Justo tiene 70 años y es hincha de Cerro de toda la vida. Cuando nació su hijo de inmediato lo hizo socio de Cerro, pero ya de grande Nicolás eligió ser hincha de Rampla, su rival de todas las horas y el segundo clásico más viejo del fútbol uruguayo.

La tragedia golpeó a la familia Sánchez cuando Nicolás falleció en un accidente de tránsito. Tenía 30 años. Su padre decidió entonces hacerse hincha de Rampla en honor a su hijo, y desde el 2016 va a todos los partidos del picapiedra, grita los goles como el que más y cuelga una bandera que recuerda a su hijo, en el alambrado, en el lugar exacto del estadio Olímpico donde Nicolás iba a alentar al equipo de sus amores.

Justo compite ahora con otras dos historias para llevarse el premio de la FIFA al mejor hincha del mundo, y la votación está abierta.

Para votar hay que entrar al sitio oficial de la FIFA: https://es.fifa.com/the-best-fifa-football-awards/fan-award/

Hay que registrarse con un mail, usuario y contraseña, y listo, ya se puede votar.

Embed

LAS TRES HISTORIAS

Así presenta la FIFA las tres historias que compiten como mejor hincha del mundo.

“El seguidor de Cerro que se convirtió en hincha de Rampla.

Nicolás, el hijo de Justo Sánchez, perdió la vida en un accidente de tráfico cuando regresaba de ver un partido de la primera división uruguaya de su amado Rampla Juniors. Justo, seguidor de toda la vida de Cerro, el equipo archirrival de Rampla, se hizo hincha de Rampla para que la pasión de su hijo siguiera viva a través de él. La prensa cubrió ampliamente esta historia en Uruguay, una nación en la que el fútbol es religión. Ahora, Justo va a los partidos de Rampla con una bandera que reza “Nico siempre presente” en honor a su hijo fallecido. “Mi sangre va a ser cerrense hasta que me muera”, afirma Justo. “Pero mi corazón será de Rampla”.

“Seguidora del Palmeiras.

Nickollas Grecco es seguidor acérrimo del Palmeiras… y está ciego. No podría disfrutar del fútbol como lo hace si no fuera por su madre, Silvia, que lo lleva a los partidos y se los narra a su hijo adorado, que también es autista. Silvia se ha hecho famosa entre los aficionados del Palmeiras por su gran corazón, por su maravillosa entrega a su hijo y por la pasión que ambos sienten por el deporte rey. “Lo que da más placer a Nickollas en esta vida es el fútbol y seguirlo en el estadio”, ha declarado. “Le explico al detalle el ambiente y las características de cada jugador. Narrarle los goles es, sin duda alguna, lo más emocionante".

“En la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019.

Una de las imágenes más imperecederas de Francia 2019 fue la de los aficionados Oranje invadiendo cada ciudad que conquistó su equipo de camino a la final de Lyon. La marea naranja, que llegaba hasta donde se perdía la vista, exhibía la pasión por el fútbol femenino de los afables aficionados holandeses. “Cuando veo a los seguidores y todo ese manto naranja, se me pone la piel de gallina. Es algo muy especial”, comentó Henk, un aficionado que hacía de DJ en el autobús que encabezaba las impresionantes marchas hacia los estadios. A pesar de la derrota de las suyas en la final a manos de Estados Unidos, los aficionados holandeses se ganaron el respeto y la admiración de todo el mundo por sus increíbles muestras de apoyo a su selección nacional durante la competición.

Dejá tu comentario