Jóvenes encerradas en Maldonado: violencia doméstica extrema

Los vecinos no veían a la madre y sus hijas desde hace meses e hicieron la denuncia. La Justicia argumentó discriminación, la IM violencia doméstica.

 

El caso fue descubierto hace un mes en Maldonado, a raíz de la denuncia de varios vecinos, a quienes le llamó la atención no ver más a las jóvenes y a su madre mientras el padre y otro hermano seguían realizando sus tareas habituales.

Se había hecho la denuncia judicial pero la Justicia no había profundizado en las investigaciones argumentando que las chicas no querían salir a la calle porque son afrodescendientes y tenían miedo a la discriminación.

Las jóvenes y su madre declararon ante la sede judicial que “no salen porque no quieren”, pero una profesional de la División Políticas de Género de la Intendencia de Maldonado concurrió a la casa de la familia para investigar los hechos.

Tras reunirse con las integrantes femeninas de la familia, la psicóloga Lourdes de León, sentenció que “no hay protección ni discriminación racial: hay una situación de violencia doméstica extrema, de privación de libertad, de vulneración absoluta de los Derechos Humanos”.

Según datos publicados por FM Gente de Maldonado, las jovencitas fueron encontradas con síntomas de encierro y parecía que no veían la luz hace tiempo.

“Esta es una situación de violencia doméstica extrema, de privación de libertad durante 18 años, un atentado a los derechos humanos.No habíamos actuado antes porque no sabíamos de este caso, pero al ver la versión de prensa necesitamos salir a aclararlo. Aquí no hay ninguna discriminación racial ni ninguna necesidad de protección, sino un caso de violencia doméstica extrema”, sentenció la psicóloga”, agregó.

El equipo de la Intendencia radicó la denuncia a la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de Maldonado.

De León señaló dijo que el caso es tan grave que la hermana más grande no terminó cuarto año de escuela y que la más chica ni siquiera fue enviada a estudiar. Además explicó a FM Gente que una de ellas presenta una malformación en la cadera “por no poder caminar”. La madre, añadió, también es víctima de esa situación.

 

Dejá tu comentario