AFP

Jefe de Samsung recibe multa por consumo ilegal de anestésicos

El jefe de facto del gigante surcoreano Samsung, Lee Jae-yong, fue condenado el martes por consumo ilegal del anestésico médico propofol, el último revés judicial para el multimillonario, señaló la agencia nacional.

El jefe de facto del gigante surcoreano Samsung, Lee Jae-yong, fue condenado el martes por consumo ilegal del anestésico médico propofol, el último revés judicial para el multimillonario, señaló la agencia nacional.

Lee, vicepresidente del mayor fabricante de teléfonos del mundo y la 238ª fortuna del mundo según Forbes, fue multado con 70 millones de wones (60.000 dólares) por el tribunal del distrito central de Seúl, indicó la agencia de prensa Yonhap.

El monto representa 0,0006% de su fortuna, valorada en 10.200 millones de dólares.

El empresario fue declarado culpable de repetidamente tomar anestésicos en una clínica de cirugía plástica de Seúl a lo largo de varios años.

El propofol es normalmente un anestésico médico pero también es usado de forma recreativa, y una sobredosis de este fármaco fue señalada como la causa de la muerte de la estrella del pop Michael Jackson en 2009.

Su uso suele ser considerado una falta menor en Corea del Sur, y los fiscales originalmente pidieron multar a Lee en una acusación sumaria, un procedimiento usado para casos menos graves que no requieren ir a la corte.

Pero el tribunal revirtió la decisión de la fiscalía y ordenó un juicio.

"La cantidad inyectada es muy alta y la naturaleza del crimen cometido no es leve considerando la responsabilidad social del acusado", dijo el juez Jang Young-chae.

El juez multó a Lee con 70 millones de wones y a renunciar a 17 millones de wones (14.600 dólares) en bienes, al tiempo que le urgió "adoptar un comportamiento ejemplar que no ponga en vergüenza a sus hijos".

Vestido de traje oscuro y con mascarilla, Lee permaneció en silencio al entrar a la corte, evitando las preguntas de los periodistas.

Cuando comenzó el juicio semanas atrás, se disculpó con el tribunal por "causar tantos problemas y preocupación debido a mi asunto personal", pero insistió en que la inyección tuvo "propósitos médicos".

Aunque la pena financiera es insignificante para el hombre de 53 años, el caso ha sido una vergüenza para Samsung y para Lee, quien ha enfrentado problemas legales durante cinco años por un escándalo de corrupción.

Hace dos meses fue liberado anticipadamente de una condena de dos años y medio de cárcel por soborno, malversación y otras faltas ligadas a un caso de corrupción que provocó la caída de la expresidenta surcoreana Park Geun-hye.

kjk/slb/rbu/dbh-mas

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario