Nacional

Inspectores de tránsito vuelven al trabajo aunque "en conflicto"

Después de más de 20 días, vuelve el control a las calles. También vuelven las multas. Intendencia prorrogará plazo a libretas de conducir vencidas

 

Adeom resolvió que se levantará el paro iniciado hace hace 17 días por parte de los inspectores de tránsito y reclama que la Intendencia le pague los días de paro. Pero las cosas están más complicadas de lo que parece ya que la Administración Olivera ha adelantado que no cederá ni en el pago en régimen de trabajo extraordinario -de fines de semana- ni en los porcentajes de las multas, dos temas claves para la resolución del conflicto. 

A su vez, la Intendencia de Montevideo prorrogará hasta el 1º de julio de 2013 inclusive la vigencia de las licencias de conducir y permisos de circulación con vencimiento entre el 9 y el 31 de mayo.

La resolución atiende la imposibilidad de realizar los trámites de renovación de licencia, empadronamiento y reempadronamiento de vehículos, en virtud del conflicto planteado por funcionarios de la división Tránsito y Transporte.

VOTACIÓN. La propuesta de levantar el conflicto votada en la asamblea fue presentada por la coordinadora de trabajadores de la División Tránsito de la Intendencia. Establece que se levante ahora el paro y se retome en caso de que la Intendencia no cumpla con las promesas que se hicieron en la reunión mantenida este jueves en el Ministerio de Trabajo. 

Estas promesas pasan por la mejora en los vestuarios que utilizan los inspectores de tránsito en la Intendencia, además de la entrega de chalecos, cascos, teléfonos y 300 cámaras filmadoras (para registrar los operativos) en un plazo de 180 días.

A pesar de la negativa recibida este jueves en la tripartita con el Ministerio de Trabajo, Adeom le volverá a pedir a la Intendencia que les pague los días que estuvieron de paro. Consideran que no trabajaron porque no estaban dadas las condiciones para ello y que el paro, en definitiva, es responsabilidad de la comuna. Esta propuesta fue realizada por el dirigente sindical Aníbal Varela, en la asamblea de este viernes.

 La Intendencia de Montevideo, los inspectores y el Ministerio de Trabajo se reunieron y las autoridades comunales mantuvieron su postura de no ceder a la mayoría de los reclamos presentados por los trabajadores. 

Uno de los pedidos no aceptados es el de aumentar su participación en lo recaudado por concepto de multas. En la actualidad, los inspectores cobran una partida adicional que puede llegar a ser de 14.400 pesos por las multas que aplican y los trabajadores quieren llevarla a algo más de 18.000 pesos.

La senadora Lucía Topolansky dijo que el conflicto no es por los vestuarios, es por plata.

Otra de las exigencias de los municipales que las autoridades no cedieron es que los nuevos inspectores cobren horas extras por trabajar los fines de semana. La Intendencia de Montevideo pretende que los nuevos contratados trabajen sábados y domingos como parte de su contrato laboral. 

Dejá tu comentario