Impuestos y dificultades operativas alejaron a Madonna de Uruguay

Finalmente Madonna descartó llegar a Montevideo, como se había anunciado. Los altos impuestos y algunos aspectos operativos decidieron a la reina del pop.

 

La alta incidencia de las cargas impositivas en el presupuesto del megashow y algunos aspectos operativos fueron los principales motivos por los que Madonna decidió que Montevideo no sea parte de su gira mundial.

Los impuestos inciden directamente en los ingresos de la artista, que es la principal productora de su show. Ella se queda con el 90% de lo recaudado una vez descontados los impuestos y los gastos de producción.

La carga impositiva en Uruguay para este tipo de espectáculos es de las más altas de la región. Se debe pagar un 22% por concepto de IVA, 10% de Agadu, 9% de Espectáculos Públicos y 5% del Fondo de la Música. A eso hay que agregarle el IRPF.

Los gastos de producción para este show estaban estimados en 1.500.000 dólares. El escenario que se iba a utilizar era mucho más complejo que el de Paul McCartney, debido a las exigencias tecnológicas del espectáculo.

Fuentes de la producción señalaron a Subrayado que se trata de un montaje cinco veces más grande que el que se realizó para Ricky Martin, que tenía 30 artistas en escena. En el caso de Madonna son 100.

Por otro lado, el Estadio Centenario cobra unos 130.000 dólares al contado, más 70.000 dólares en entradas.

Si bien los managers de la gira de McCartney hablaron muy bien de Montevideo, Madonna prefirió hacer otro show en Colombia, lo cual no le significa gastos extra.

Así, la gira sudamericana de la reina del pop incluirá a Colombia, Chile, Brasil y Argentina.

Dejá tu comentario