sacerdote | abuso sexual

Iglesia Católica expresó "dolor y empatía" por las víctimas del sacerdote acusado de abuso

El presidente de la Conferencia Episcopal agregó que esta situación "quita credibilidad sobre muchas cosas buenas". El sacerdote fue imputado y fijo domicilio en Salto.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Arturo Fajardo, expresó "dolor y gran empatía" por las víctimas del sacerdote de Minas imputado por abuso sexual.

Según explicó el presidente, el sacerdote se encuentra suspendido de la tarea sacerdotal; lo que significa que no tiene contacto con fieles. El imputado integra la diócesis de Maldonado y para la causa fijó residencia en Salto. En este momento, se encuentra en una vivienda de la diócesis en ese departamento y debe presentarse una vez por semana a la seccional, durante 90 días.

"Lo que siento, con toda esta circunstancia, un dolor y un sufrimiento y gran empatía con las víctimas porque es una herida que cuesta mucho sanar" expresó Fajardo, sobre el sentimiento que le produjo la noticia. Y agregó que esto "quita credibilidad a muchas cosas buenas".

El sacerdote es investigado por reiterados delitos de abuso sexual, un delito de abuso sexual especialmente agravado y varios delitos de atentado violento al pudor; en prejuicio de dos niñas de 9 y 13 años.

La fiscal Tania Vidal, había solicitado prisión hasta la acusación pero la jueza Lucía Granucci determinó la fijación de domicilio y prohibición de acercamiento a las víctimas. Por su parte, la fiscal del caso apeló esta decisión.

Dejá tu comentario