Temporada de ciclones del Atlántico

Huracán Beryl, elevado a categoría 5, causa destrozos y deja cinco muertos en el Caribe

Según los reportes de las autoridades en la región, el fenómeno dejó al menos tres muertos en Granada, uno en San Vicente y las Granadinas y uno en la costa de Venezuela.

El huracán Beryl de categoría 5, el más precoz registrado en la temporada de ciclones del Atlántico, azota a las islas de las Antillas con máxima fuerza, dejando al menos cinco muertos y destrucción generalizada en el Mar Caribe.

Según los reportes de las autoridades en la región, el fenómeno dejó al menos tres muertos en Granada, uno en San Vicente y las Granadinas y uno en la costa de Venezuela.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense, que el lunes había considerado los efectos de la tormenta "potencialmente catastróficos", señaló en su primer boletín que los vientos desatados por Beryl se intensificaron hasta casi 270 km/h.

Si bien en su segundo informe (09h00 GMT), la entidad con sede en Miami indicó que esperaba que se "debilite" al llegar el miércoles frente a las costas de Jamaica, consideró que en su desarrollo azotará a esa isla como una tormenta "casi mayor" con vientos potencialmente mortales, marejadas ciclónicas, lluvias e inundaciones repentinas.

"El ojo de Beryl continuará moviéndose rápidamente a través del sureste y centro del Mar Caribe hoy (martes) y se espera que pase cerca de Jamaica el miércoles y de las Islas Caimán el jueves", indicó.

Según resaltó el NHC, Beryl es "el huracán de categoría 5 más precoz registrado en el Atlántico".

Crisis climática

Tras perder algo de intensidad el fin de semana, Beryl volvió a fortalecerse el lunes alcanzando la máxima categoría de la escala de Saffir-Simpson al llegar a isla de Carriacou, en Granada y de 9.000 habitantes.

"En media hora, Carriacou fue devastada", sentenció el primer ministro de Granada, Dickon Mitchell. "Virtualmente no tenemos comunicación con Carriacou desde hace 12 horas", dijo.

Bajo estado de emergencia, Carriacou tuvo cortadas las telecomunicaciones y la electricidad, con casas y puestos de suministro de combustible arrasados. Dos personas murieron allí y una tercera falleció en la isla principal de Granada, al caer un árbol sobre una casa.

Una reunión del bloque regional caribeño Caricom prevista esta semana en Granada fue pospuesta.

Otro hombre murió en el noreste de Venezuela, en el estado Sucre, arrasado por el desborde de un río.

"Está claro que la crisis climática está llevando los desastres naturales a nuevos niveles récord de destrucción", consideró el Secretario Ejecutivo del fondo de ONU para el Cambio Climático (UNFCC), Simon Stiell.

"La crisis climática va de mal en peor y más rápido de lo esperado", declaró a la AFP la noche del lunes, destacando que ello exige como respuesta "una acción climática mucho más ambiciosa por parte de los gobiernos y empresas".

San Vicente y las Granadinas también sufrió "vientos catastróficos y marejadas ciclónicas potencialmente mortales" dejando destrozos, desolación y al menos un muerto, según el primer ministro, Ralph Gonsalves, quien aclaró que "podría haber más víctimas".

El NHC pronosticó marejadas en las costas sur de Puerto Rico y La Española, donde están República Dominicana y Haití.

El gobierno de República Dominicana emitió alerta roja para las provincias de Barahona y Pedernales.

La agencia estadounidense instó a las Islas Caimán y varias zonas de la península de Yucatán y el Golfo de México a extremar medidas ante el avance de Beryl.

Barbados, la más oriental de las Islas de Barlovento, se ha salvado de lo peor y solo registra fuertes vientos y lluvias torrenciales. Casas inundadas y barcos de pesca dañados en Bridgetown, aunque no se reportaron heridos.

Ya en la isla francesa de Martinica, hay alerta de tormenta tropical y unos 10.000 hogares quedaron sin electricidad en diferentes áreas.

Un ciclón inusual

Beryl es el primer huracán de la temporada 2024 en el Atlántico, que va desde principios de junio hasta finales de noviembre.

Los expertos afirman que es inusual que un ciclón tan potente se forme en tan temprano en la temporada.

"Sólo se han registrado cinco huracanes importantes (Categoría 3+) en el Atlántico antes de la primera semana de julio", precisó en la red X el experto Michael Lowry.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) estadounidense también pronosticó a finales de mayo una temporada extraordinaria, con la posibilidad de entre cuatro y siete huracanes de categoría 3 o más.

La agencia citó las temperaturas cálidas del océano Atlántico y las condiciones relacionadas con el fenómeno climático de La Niña en el Pacífico para explicar el aumento de las tormentas.

En los últimos años, los fenómenos meteorológicos extremos, incluidos los huracanes, se han vuelto más frecuentes y devastadores como resultado del cambio climático.

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario