Policiales"El Cachila" | caso Lola

Hospital Vilardebó niega internación a "El Cachila", procesado por el Caso Lola

Fue remitido desde Rocha tras ser visto por un médico. En Montevideo lo enviaron de regreso al entender que no estaba para internar allí

El Hospital Vilardebó rechazó la internación del sujeto conocido como "El Cachila", recientemente procesado como coautor del asesinato de Lola Chomnalez.

A.E.M.M, de 33 años, fue visto por psiquiatras de ese centro y luego devuelto a su celda en Rocha.

Se entendió que no había razones para su internación en esa dependencia.

Según El País, fue trasladado a Montevideo luego de ser visto por un médico en Rocha.

La jueza Rossana Ortega lo procesó por homicidio agravado por la alevosía en calidda de coautor. El fiscal Jorge Vaz pretende negociar con su defensa una ampliación de su declaración a cambio de una sanción más benévola.

"El Cachila" fue detenido en Rivera luego que Vaz lo llamara a declarar tras revisar todo el expediente.

El fiscal entendió que el individuo estuvo en la escena del crimen antes, durante y después de la muerte de Lola. Se apoyó en las evidencias disponibles y en un informe emitido por el Ministerio de Justicia argentino presentado por los padres de la víctima.

Además se sirvió de la declaración de "El Conejo", otro detenido de la causa, quien apuntó a la responsabilidad del artesano.

"El Cachila" admitió haber sido la ultima persona que la vio con vida y en su declaración estableció detalles que dan la pauta que sabía a la perfección el lugar donde se halló muerta a Lola, a 150 metros de la costa y a 1.400 metros en línea recta de Valizas.

Durante la etapa de interrogatorio se sometió a "El Cachila" distintas pericias. De las mismas surge que es plenamente consciente de sus actos.

Su abogada dijo que, independientemente de su estado psíquico, el detenido presenta una serie de patologías importantes. Por ejemplo está siendo tratado por tuberculosis. Además es adicto a las drogas.

El cuidacoches y artesano había sido indagado en abril de 2015 como sospechoso del homicidio, pero fue descartado luego que el ADN encontrado en el cuerpo y las pertenencias de Lola no coincidieran con su muestra.

En aquel momento amenazó con suicidarse y la mujer que fuera su pareja durante ese período que después del crimen lo notó diferente, menos extrovertido y violento que antes.

Dejá tu comentario