Internacionales

Hallaron poderoso agente neurotóxico en autopsia de norcoreano asesinado

El agente neurotóxico VX es más letal que el gas sarín, y fue encontrado en la cara del hermanastro asesinado de Kim Jong-Un.

El agente neurotóxico VX, una sustancia letal utilizada como arma química, fue hallado en la cara del hermanastro asesinado del líder norcoreano Kim Jong-Un, anunció este viernes la policía malasia

La presencia del agente nervioso VX, más letal que el gas sarín, fue detectada en muestras de la cara y los ojos de Kim Jong-Nam, atacado por dos mujeres en el aeropuerto de Kuala Lumpur el 13 de febrero.

La sustancia fue identificada como "Etil S-2-diisopropilaminoetilmetilfosfonotiolato", según el resultado preliminar de los análisis realizados por el Centro de Análisis de Armas Químicas del Departamento de Química malasio, precisó la policía.

La sustancia es conocida como VX en la jerga militar de la OTAN y es una de las más tóxicas que se conocen, actuando por inhalación o simple contacto con la piel.

Kim Jong-Nam, de 45 años, fue atacado por dos mujeres que le al parecer rociaron la cara con líquido cuando se disponía a embarcar para Macao. Falleció poco después mientras era trasladado al hospital.

COREA DEL NORTE HABÍA CONSIDERADO ILEGAL E INMORAL LA AUTOPSIA. La prensa oficial de Corea del Norte atacó este jueves con dureza a Malasia, que investiga el asesinato en Kuala Lumpur del hermanastro de líder norcoreano, y fustigó procedimientos que califica de ilegales y politizados.

La agencia de prensa KCNA rompió el silencio impuesto tras el espectacular asesinato y acusó a Malasia país de ser responsable de su muerte y de complotar con Corea del Sur.

"Malasia está obligada a entregar el cuerpo a la República Democrática Popular de Corea en lugar de haber practicado una autopsia y un examen forense de manera ilegal e inmoral", declaró el Comité de Juristas de Corea del Norte, citado por la agencia estatal KCNA.

Según Corea del Sur, el asesinato fue planificado por el régimen comunista del Norte.

Malasia se negó a entregar el cuerpo "bajo el absurdo pretexto" de que necesita una muestra de ADN de un familiar del finado, escribe KCNA en un largo despacho en el que no se menciona una sola vez el nombre de Kim Jong Nam, quien estaba exiliado y era un crítico del régimen de su hermanastro Kim Jong Un.

"Eso demuestra que del lado malasio se va a politizar la transferencia del cuerpo, en total desprecio por la legalidad y la moral, para alcanzar un siniestro cometido", agrega la agencia oficial.

"El principal responsable de esta muerte es el gobierno de Malasia ya que el ciudadano de la República Popular falleció en su territorio" prosigue KCNA, que atribuye la tesis del envenenamiento a "rumores insensatos".

Dejá tu comentario