InternacionalesJuan Guaidó | Nicolás Maduro

Guaidó asegura que está dispuesto a permitir la intervención extranjera para sacar a Maduro

Por su parte, Maduro acusó a Estados Unidos de un "ataque cibernético" que provocó el gigantesco apagó en todo el país desde el jueves.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó convocó este sábado ante miles de seguidores a una gran movilización hacia Caracas, en fecha por definir, para presionar la salida del poder del mandatario Nicolás Maduro, a quien responsabilizó del gigantesco apagón que colapsa al país petrolero.

Con un megáfono y desde el capó de una camioneta, Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, aseguró que hará una gira con diputados por el país, para luego definir la fecha de la movilización, aunque anticipó que será "muy pronto".

"¡Miraflores, Miraflores!", gritaron, refiriéndose al palacio de gobierno, sus partidarios reunidos en la avenida Victoria, en el centro-este de Caracas, donde la policía impidió la instalación de una tarima para la concentración opositora.

Guaidó reiteró, además, que está dispuesto a autorizar la acción de una fuerza extranjera cuando lo crea conveniente. "¡Intervención"!, vociferó la muchedumbre, a lo que el líder opositor respondió, parafraseando al gobierno de Donald Trump: "Todas las opciones están sobre la mesa".

Maduro, quien no había comparecido públicamente durante el apagón, llegó a un multitudinaria manifestación oficialista que se realizó en el centro de Caracas, cuando se cumplen cuatro años desde que Estados Unidos declaró a Venezuela "amenaza" para su seguridad.

El presidente atribuye el apagón a una "guerra eléctrica" promovida por "el imperialismo estadounidense".

"Le decimos al imperio que vamos a vencer cualquier saboteo que intenten. Ellos hicieron el apagón. Estamos rodilla en tierra (listos para combatir) en defensa de la revolución", afirmó Solandia Pacheco, en la manifestación chavista.

"Hoy 9 de marzo habíamos avanzado casi un 70%, cuando recibimos al mediodía otro ataque de carácter cibernético a una de las fuentes de generación que estaba funcionando perfectamente y eso perturbó y tumbó todo lo logrado", aseguró Maduro ante una multitud de seguidores en el centro de Caracas.

Maduro-sabado-9.jpg

El apagón afecta a Caracas y 22 de los 23 estados del país, por lo que el mandatario socialista pidió paciencia.

"Espero que el proceso de reconexión sea definitivo y estable para la mayoría de los venezolanos en las próximas horas. Pido comprensión", aseveró Maduro.

De acuerdo con Maduro, se trata de "ataques electromagnéticos contra las líneas de transmisión" de la represa de Guri (estado Bolívar, sur), la mayor hidroeléctrica del país.

El gobernante anunció un plan de contingencia que contempla la distribución masiva de alimentos y agua potable a partir del lunes, y asistencia especial en hospitales.

Asimismo, aseguró que en los últimos seis años han sido dañadas más de 150 subestaciones en el marco de lo que llama "una guerra eléctrica" y han muerto 200 personas "carbonizadas" por manipular la infraestructura.

Maduro reiteró que el "ataque" fue obra de Estados Unidos -utilizando "armas" de "alta tecnología".

Dejá tu comentario