Nacional

Grupo de jóvenes dio una paliza a cinco inspectores de tránsito

El hecho ocurrió en un control vehicular en Paysandú. Algunos de los funcionarios resultaron hospitalizados. Los agresores festejaron con acrobacias en moto

 

Un control de tránsito de rutina derivó en una pelea en la que resultaron lesionados cinco inspectores. Uno de ellos terminó hospitalizado con fractura de tabique nasal, informó El Telégrafo.

Una de las personas que se resistió al arresto también terminó herida.

Asimismo hubo daño a la camioneta de la Intendencia de Paysandú, que participaba en el operativo.

Los hechos se precipitaron alrededor de las 20.30 cuando se desarrollaba un control de tránsito en el que participaban media docena de inspectores de tránsito y dos policías.

Un grupo de personas jóvenes comenzó a abuchear la labor de los efectivos de la Dirección de Tránsito.

Los agresores  tiraron piedras a los funcionarios y luego les robaron los conos de seguridad.

La violencia aumentó rápidamente, aunque no fueron de inmediato convocados refuerzos policiales.

En ese lapso, un hombre joven, identificado como conductor de un programa radial en una FM, fue interceptado para el mismo control que se aplicaba a los demás conductores.

Como carecía de documentación, no tenía casco ni estaba habilitado para conducir, le fue requisada la moto.

El vehículo fue subido  en la caja de la camioneta, lo que precipitó la agresión del grupo.

El conductor de la camioneta municipal recibió varios golpes de puño.

Una inspectora fue arrojada al piso y golpeada, en tanto los demás trataban de defenderla.

Personal policial llegado en esos momentos ayudó a proteger a los inspectores y detuvo a un hombre que se resistió al arresto. Ese hombre resultó con lesiones en el rostro a raíz del forcejeo.

Los agresores celebraron la situación haciendo acrobacias con sus motos.

El director de Tránsito, Haroldo Canoniero, y el director de Movilidad Urbana, Jorge Bartaburu, se hicieron presentes en el lugar tan pronto fueron alertados.

Canoniero, sin salir de su asombro, declaró a la prensa: “Esto es una locura total; atacaron a los inspectores sin ninguna razón en el marco de un control de rutina. Esto es algo totalmente loco”.

 

FOTO: Móviles de la seccional 2° de Paysandú en el lugar del disturbio. (El Telégrafo)

Dejá tu comentario