Nacional

Gremio de AFE paralizó paseo en tren de turistas provenientes de un crucero

En conflicto, consideraron que dar el servicio no era pertinente porque su objetivo es el "lucro". Ministerio de Turismo y Transporte, desorientados.

Un grupo de 156 turistas procedentes de un crucero no pudieron abordar un paseo en tren, a raíz de medidas sindicales adoptadas por funcionarios de AFE, informa El Observador.

El viaje era organizado por la Asociación Uruguaya de Amigos del Riel (AUAR) y tenia como destino un paseo por bodegas del Montevideo rural y Canelones.

Los pasajeros del crucero Boudicca planeaban partir de Estación Central rumbo al barrio Peñarol, visitar el museo ferroviario y partir en ómnibus a visitar una bodega para almorzar.

La excursión privada -llevada a cabo en un tren a vapor reciclado por AUAR- no pudo partir porque el gremio de AFE estaba en régimen de guardia y solo se permitía locomotoras de transporte público.

Ricardo Cajigas, máximo dirigente de los ferroviarios, consideró que no debía ser contemplado por el control sindcal dado que se trataba de un servicio con el objetivo de lucro".

La medida incomodó al gobierno ya que el paseo era contratado por una agencia de viajes.

Enterada la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, llamó a su teléfono personal al secretario general de la Unión Ferroviaria Cajigas, para preguntarle por qué lo hacían y cómo se podía solucionar.

Para resolver el tema la ministra debía llamar a su colega de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, o bien a las autoridades de AFE, le respondió el gremialista.

El viaje iba a salir a las 9 de la mañana, e impactó en la "imagen país" que quiere dar el Ministerio dee Turismo a los visitantes. Los cruceristas, por otra parte, son un estamento especial, dado su alto poder adquisitivo.

Jorge Moalli, gerente de operaciones de AUAR sintió el episodio como un "piñazo" al que no pudo reaccionar.

Agregó que la agencia que contrató el viaje puede demandar al Ministerio de Turismo, y advirtió que hay más excursiones pactadas con cruceros de mucho prestigio internacional.

Desde diciembre, los trabajadores de AFE vienen manteniendo diferencias con los de Servicios Logísticos Ferroviarios, una empresa privada que cumple funciones en varias rutas.

Un maquinista que trabaja para la compañía privada denunció haber sido victima de un sabotaje al constatar que la maquina que debúa pilotear tenía fallas en los frenos.

La Unión Ferroviaria negó la acusación y solicitó una investigación administrativa de urgencia.

A consecuencia de ello, el gremio decidió no aceptar más maniobras protagonizadas por ese trabajador.

Las semanas pasaron, AFE inició la investigación y el acusador no volvió a pasar por Carnelli.

Sin embargo el jueves intentó hacerlo, y los trabajadores de AFE de guardia impidieron el hecho.

Momentos después, según relató Cajigas a El Observador, llegó una orden de AFE para que se cierre la terminal y los trabajadores se vayan a su casa.

Al otro día, el nuevo turno de operarios retomó sus tareas, pero enterados del tema comenzaron a trabajar en régimen de guardia gremial.

 

Dejá tu comentario