DeportesFútbol Uruguayo | Enfermedades cardiológicas | Medicina deportiva | Muerte súbita en el fútbol

"Gol al Futuro", el programa social que detecta problemas cardíacos en futbolistas juveniles

Ya realizó 8.000 exámenes desde 2009. Ignacio Laquintana, de Defensor Sporting, pudo continuar su carrera gracias a ello.

La muerte súbita del futbolista Agustín Martinez integrante de Boston River, suspendió la fecha 4 del Torneo Clausura que iba a disputarse este fin de semana.

El lunes 23, el equipo del joven zaguero enfrentaba a Cerro en tercera división en el Complejo Manga.

Martínez salió de a cancha a los 15 minutos de juego por una molestia en la rodilla y cuando llegaba al banco de suplentes se desvaneció.

Fue enviado al Hospital Pasteur, donde murió este jueves a la hora 11.

El hecho se hizo conocido en otros países, como siempre, cuando ocurren muertes en los campos de juego. La muerte del joven fue publicada en diarios españoles, mexicanos, entre otros países.

¿Por qué atrae tanto la atención del público un hecho así? Llama mucho la atención que un deportista, en un momento de esplendor, sufra un colapso cardíaco.

La muerte súbita le puede ocurrir a cualquiera, sin importar edad y condición física. pero llama la atención cuando el que la sufre es un deportista que aspira a estar en la élite.

Son casos que ponen siempre sobre la mesa los controles médicos a todo nivel, pero con especial énfasis en la medicina deportiva a nivel de clubes.

En 2018 causó una enorme pena la muerte de Davide Astori, el capitán de Fiorentina. El zaguero murió en el hotel donde estaban concentrados.

Los nombres de Renato Curi (Peruggia, 1977), Marc-Vvivien Foe (Lyon, 2003), Miklos Feber (Benfica, 2004) fueron algunos de los antecedentes más conocidos, pero hubo muchos más.

En 2007 murió Antonio Puerta, figura del Sevilla, y un futbolista particularmente querido por sus pares. Se desmayó en cancha, pero pudo salir por sus propios medios.

Volvió a desvanecerse en cinco oportunidades dentro del vestuario. Murió en un centro asistencial poco después.

La inesperada muerte de Agustín Martínez también provocó una ola de tristeza en el mundo futbolístico uruguayo y encendió otra vez la necesidad de revisar los protocolos.

Tenía apenas 17 años y un historial deportivo anterior en las selecciones juveniles de Canelones.

Oriundo de Fray Marcos viajaba todos los días a Montevideo con dos amigos de Tala para jugar en Boston River. Soñaba con convertirse en profesional. Cursó hasta sexto año liceal, opción Medicina.

Desde 2009, el programa "Gol al futuro" aporta recursos financieros, instrumentales y respaldo a los futbolistas jóvenes en Uruguay desde séptima a cuarta división. Ya se han realizado más de 8.000 exámenes.

Hasta entonces muchos clubes no tenían médicos en sus divisiones formativas. El programa proveyó de los recursos, pagó honorarios profesionales y se dio un plazo a las instituciones para reparar estas ausencias.

Aún hoy no se exige ficha médica. Alcanza con el carné de salud adolescente, el mismo que se pide en los liceos, según El País.

"Gol al futuro" tuvo entre sus principales impulsores al doctor Pedro Larroque, informa este viernes el suplemento Ovación. El proyecto tiene de apoyo de Suatt y Médica Uruguaya.

Entre otros temas, realiza exámenes que han permitido diagnosticar patologías congénitas u otros inconveniente.

Gracias a ello se detectaron a tiempo ocho casos de futbolistas con enfermedades cardíacas que pudieron ser tratadas a tiempo.

En algunos casos, los jóvenes pudieron continuar con su carrera.

El más resonante de los últimos tiempos es el del juvenil Ignacio Laquintana, que debió enfrentar dos operaciones.

Laquintana, sanducero de origen, es una de las apariciones más interesantes en la primera de Defensor Sporting.

Cuando integraba el plantel Sub-17, se le detectó un problema en el sistema eléctrico del corazón.

Fue intervenido y volvió a jugar. Un año después, los controles volvieron a recaer en Defensor Sporting, por puro azar, y Laquintana supo que los problemas cardíacos seguían allí.

Fue una mala noticia, pero de algún modo fue una suerte que los controles -que son aleatorios- recayeran sobre Laquintana.

Tuvo que pasar otra vez por quirófano. Tras el cateterismo regresó a la práctica deportiva con éxito y detuvo en primera división en setiembre de 2018 con el DT Eduardo Acevedo.

Dejá tu comentario