tarjetas corporativas

Garcia Pintos: "no me pueden echar porque no estoy en ningún lado"

El exdirector del BROU dijo que, en todo caso, no habrá honras fúnebres como alto funcionario de Estado

El exdirector del Banco República Pablo García Pintos dijo renunció al Partido Nacional al que solo estaba vinculado "socialmente" y aseguró que en todo caso "no le rendirán honras fúnebres" por haber sido alguna vez un alto funcionario público.

"Algunos irán y otros no irán", dijo quien fuera secretario de la Presidencia de Luis Alberto Lacalle entre 1990 y 1995.

"No me pueden echar de ningún lado porque no estoy en ninguno", comentó al programa En Perspectiva que se emite por Radiomundo.

García Pintos confesó hace una semana que durante los período 1995-2000 y 2000-2005 pagó su contribución al Partido Nacional (un 5% de su salario) usando la tarjeta corporativa a la que tenía derecho por integrar el directorio del BROU.

Lo curioso es que este comentario de García Pintos, que provocó una tormenta política, fue sucedáneo de una denuncia en su contra -y de otros directores del BROU en el período 2000-2005- sobre gastos irregulares con tarjeta corporativa.

Al ser consultado por eso gastos, el exdirector no solo los confirmó sino que además señaló que pagaba todos los meses entre 2.500 y 3.000 pesos al Partido Nacional. El dinero lo sacaba de la tarjeta.

En la repregunta García Pintos afirmó que era algo a lo que tenía derecho, que se trataban de "gastos de representación" y que todo el directorio del República conocía esta discrecionalidad del gasto.

Según El Observador, estos retiros partidarios alcanzaron los 11.500 dolares.

Ahora García Pintos dijo que devolverá "hasta el último vintén".

Dejá tu comentario