Policialesbarrio Maracaná | Fiscalía | persecución

Fueron liberados los 11 policías investigados por abatir a un hombre en el barrio Maracaná

Fiscalía pidió plazo de 120 días para continuar la investigación. Durante ese período, no podrán salir del país ni acercarse a familiares de la víctima.

La Justicia Penal dispuso la liberación de los 11 policías acusados de abatir a un hombre de 41 años que los agredió con cadenas y machetes, el domingo en el barrio Maracaná.

Todos los policías volvieron a declarar este martes ante la fiscal Stella Llorente, pero cinco de ellos tienen una situación más comprometida en el caso, porque fueron los que efectuaron disparos.

Los otros seis uniformados que no dispararon habían sido liberados previamente, tras ser indagados por el incidente ocurrido en la tarde del domingo y que terminó con la muerte de Gilberto Pellejero.

Para los cinco policías que dispararon se dispuso la prohibición de salida del país y la prohibición de acercarse a familiares de la víctima. La Fiscalía solicitó un plazo de 120 días para continuar investigando; en tal caso los policías quedan en calidad de emplazados y pueden volver a ser citados.

La hija del hombre abatido por los policías asistió a la audiencia de este martes acompañada de un abogado.

"Es una investigación muy compleja, los plazos no alcanzaron para todo lo que se debía hacer", aseguró la fiscal Llorente.

EL INCIDENTE

Gilberto Pellejero circulaba en una camioneta denunciada como robada. Los policías intentaron detenerlo en un control en Camino Cibils y Mirunga, pero el hombre trató de atropellarlos y se dio a la fuga.

En ese momento, se inició una persecución que terminó en la casa del sospechoso en Martín José Artigas y Mirunga. Al lugar arribaron un total de cuatro patrulleros.

Los efectivos ingresaron a la vivienda y encontraron en el fondo al hombre con dos machetes y una cadena. Los policías le “dieron la voz de alto mientras el hombre avanzaba y efectuaron disparos disuasivos”. Sin embargo, el sospechoso continuó “en actitud amenazante y se tiró sobre una policía femenina, agrediéndola en el cuello”, afirma la versión de la Jefatura de Policía de Montevideo.

“Al no poder librarse de él, efectuaron varios disparos para neutralizarlo con el menor daño posible”. Siempre de acuerdo a la versión policial, el hombre continuó agresivo y se abalanzó contra otro policía. Fue en ese momento que resultó abatido.

La fiscal Llorente intenta determinar quién o quiénes efectuaron los disparos que dieron muerte al hombre y si se configura legítima defensa o hubo desproporción entre la agresión recibida y la respuesta de los policías.

Dejá tu comentario