AFP

Francia reanuda su cooperación con las Fuerzas Armadas malienses

Francia anunció este viernes que reanudará las operaciones militares conjuntas en Malí, después de haberlas suspendido a raíz del segundo golpe de Estado en este país de África Occidental en menos de un año.

Francia anunció este viernes que reanudará las operaciones militares conjuntas en Malí, después de haberlas suspendido a raíz del segundo golpe de Estado en este país de África Occidental en menos de un año.

Tras consultar con las autoridades de transición de Malí y los países de la región, Francia "decidió reanudar las operaciones militares conjuntas y las misiones nacionales de asesoramiento, que llevaban suspendidas desde el 3 de junio ", informó ministerio de las Fuerzas Armadas francés en un comunicado.

Después de un segundo golpe en nueve meses que convirtió al coronel Assimi Goïta en jefe de este Estado crucial para la estabilidad en el Sahel, Francia declaró hace un mes que suspendía sus operaciones con las fuerzas malienses tras años de cooperación contra los yihadistas.

Un grupo de coroneles obligó a dimitir al presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keïta, en agosto de 2020. Bajo la presión internacional los golpistas se comprometieron a un período de transición limitado a 18 meses y dirigido por civiles.

Pero el 24 de mayo, el coronel Goïta, que en realidad era quien lideraba la transición, incumplió este compromiso deteniendo al presidente y al primer ministro. Desde entonces se ha hecho proclamar presidente de transición por el Tribunal Constitucional.

"Francia sigue plenamente comprometida, con sus aliados europeos y estadounidenses, junto con los países del Sahel y las misiones internacionales" para combatir los grupos yihadistas en el Sahel, concluye el ministerio de las Fuerzas Armadas.

El presidente Emmanuel Macron anunció recientemente la retirada progresiva de Francia del Sahel. La fuerza francesa antiyihadista Barkhane (5.100 efectivos) desaparecerá y quedará un dispositivo más limitado, centrado en la lucha antiterrorista y el apoyo en el combate a los ejércitos locales.

"Esta transformación no significa dejar el Sahel, ni que vayamos a frenar nuestras operaciones antiterroristas" en la región, recalcó el viernes la ministra francesa de las Fuerzas Armadas, Florence Parly.

"Es esencial no permitir que el Sahel y más ampliamente África se convierta en una zona de refugio y expansión para estos grupos terroristas afiliados a Dáesh (el acrónimo en árabe del Estado Islámico) y Al Qaida", dijo.

Para reducir su presencia en el Sahel, Francia cuenta con el grupo de fuerzas especiales europeas Takuba, creado por iniciativa de París para acompañar a las unidades malienses en el combate.

dab/bds/erl/llu

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario