Policiales presos | Comcar

Fiscalía dispuso interrogatorios y forense por el preso secuestrado en el Comcar

Investigan a un grupo de presos por este hecho; la víctima fue trasladada a otro módulo donde se le realiza seguimiento médico.

La Fiscalía investiga a un grupo de presos que secuestro y torturó durante 60 días a otro recluso que fue hallado desnutrido en una celda de la cárcel de Santiago Vázez ex Comcar. Por ahora, la víctima fue derivada a otro módulo donde se le realiza un seguimiento médico.

La fotografía que muestra a un preso en estado de desnutrición grave fue difundida por el periodista Gabriel Pereyra en su cuenta de Twitter. Él mismo denunció públicamente que el recluso fue secuestrado, torturado y privado de alimentos durante 60 días por otros cinco presos en el módulo 11 de la cárcel.

Posteriormente, el Ministerio del Interior informó que el caso fue descubierto por un operador penitenciario el jueves sobre las 14 horas. La situación fue denunciada por la cartera ante Fiscalía; lo mismo hizo el comisionado parlamentario para el sistema penitenciario Juan Miguel Petit. La denuncia fue recibida por la fiscal subrogante de Flagrancia de 2º Turno, Sabrina Flores, quien dispuso en un principio la intervención en el caso de la Unidad de Víctimas de Fiscalía, pericias científicas y examen forense de la víctima. Además de las declaraciones. El caso pasará posteriormente al titular de la Fiscalía de 2º Turno, que asume en un par de días, ya que el cargo estaba vacante desde hacía dos meses.

Se trata de un hombre de 28 años que es primario en el sistema penitenciario y lleva cuatro meses preso por rapiña. Ahora el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) lo trasladó a otro módulo donde se le realiza un seguimiento médico: tiene anemia, desnutrición y una infección; además tiene lesiones en varias partes de su cuerpo debido a que le pegaban con una madera con clavo en las puntas. Se presume, además, que el grupo de presos que lo tuvo retenido lo sometió a torturas, abuso sexual y extorsiones hasta que el líder de la celda recuperó la libertad.

La denuncia de este caso motivó a un operativo en el módulo 11 donde encontraron a otros siete presos privados de libertad con bajo peso, informó La Diaria. El módulo 11, donde tuvo lugar este hecho, cuenta con 750 reclusos.

Semanalmente os policías recorren las instalaciones para verificar el estado de las rejas, y sin embargo no vieron lo que sucedía en la celda en cuestión.

Además de la investigación que lleva adelante la Fiscalía, el INR ordenó una investigación administrativa.

En la semana, profesiones de la Unidad de Víctimas se pondrán en contacto con el recluso y sus allegados, para verificar el estado de salud y garantizarle seguridad.

Temas

Dejá tu comentario