sacerdote | Minas | abuso sexual

Fiscal pidió 8 años de cárcel para el sacerdote de Minas acusado de abuso sexual

Es por reiterados delitos de atentado violento al pudor, reiterados delitos de abuso sexual y un delito de abuso sexual especialmente agravado.

La fiscal Tania Vidal presentó en las últimas horas la acusación contra el sacerdote de Minas imputado en febrero de varios delitos de abuso sexual de dos niñas de 9 y 13 años.

En la acusación, la fiscal solicitó una condena de 8 años de penitenciaría por reiterados delitos de atentado violento al pudor, reiterados delitos de abuso sexual y un delito de abuso sexual especialmente agravado.

Según las fuentes consultadas por Subrayado en febrero, cuando se conoció el caso, el sacerdote concurría a la casa de las niñas para llevar alimentos y allí se producía el abuso.

EL CASO

De acuerdo al dictamen fiscal de febrero, cuando el sacerdote fue imputado, la madre de las víctimas tenía “una relación de amistad” con él “desde hace 16 años aproximadamente”. “Desde el año 2014 el imputado frecuentaba el hogar familiar de la Sra. S, hogar constituido por ella y sus tres hijos (todos menores de edad en ese entonces)”, agrega la fiscal del caso.

“La Sra. S. recurría al imputado por ayuda económica en reiteradas ocasiones, siendo así que M. (el sacerdote) concurría asiduamente al hogar llevando consigo alimentos y bebidas alcohólicas, que consumían M. y S. junto a los hijos de ésta”, dice la Fiscalía.

“En esas circunstancias, el imputado mediante la intimidación y el abuso de poder que ostentaba en virtud de oficiar como referente religioso de la familia, en reiteradas ocasiones realizó tocamientos de índole sexual a las víctimas. Asimismo, entre los relatos se recaba que el imputado ingresó a la habitación de unas de las víctimas y abusó sexualmente de ella, por lo que la víctima, salió corriendo de su habitación aterrorizada y logró encerrarse en el baño”, detalla el dictamen fiscal.

“En setiembre de 2019 las víctimas relataron los abusos que sufrían desde hacía varios años a su hermano mayor. En virtud de lo relatado, el hermano mayor de las víctimas realizó la denuncia”, agrega la Fiscalía.

“Posteriormente, una de las víctimas fue ingresada en el prestador de salud local por ideas de muerte, siendo asistida en primera instancia por el Dr. XX, al que le detalló los abusos padecidos de parte de M., consignándolo éste en la historia clínica de la adolescente”, explicó la fiscal del caso en la audiencia de este jueves.

“Durante dicha internación fue valorada por la psiquiatra Dra. XX, a quien también relató lo padecido”, agregó.

Dejá tu comentario