AFP

Finanzas públicas británicas, amenazadas por la pandemia, el clima y la deuda

Las finanzas públicas británicas se ven amenazadas por sus niveles récord de deuda, la pandemia que amenaza con dejar un agujero de 10.000 millones de libras y la crisis climática, advirtió el martes el organismo encargado de las previsiones presupuestarias.

Las finanzas públicas británicas se ven amenazadas por sus niveles récord de deuda, la pandemia que amenaza con dejar un agujero de 10.000 millones de libras y la crisis climática, advirtió el martes el organismo encargado de las previsiones presupuestarias.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), a cargo de realizar previsiones para el ejecutivo, identificó en un informe "tres fuentes de riesgo significativas y potencialmente catastróficas" tras la mayor crisis económica de los últimos 300 años en el Reino Unido.

La pandemia ha supuesto un duro golpe para la economía británica, una de las más afectadas entre los países desarrollados, que debería volver a los niveles anteriores a la crisis sanitaria a mediados de 2022, según la OBR.

El gobierno habrá gastado más de 400.000 millones de libras (554.000 millones de dólares, 468.000 millones de euros) para amortiguar el golpe, a costa de un déficit público récord.

La OBR advierte que la pandemia dejará huella y calcula que unos 10.000 millones de libras de gasto anual en sanidad, por lo que educación y transporte quedarán sin financiación en los próximos tres años.

Este "agujero" presupuestario sólo puede cubrirse aumentando el déficit o reorientando el gasto previsto hacia otras áreas.

La OBR también advierte del riesgo de retrasar la lucha contra el cambio climático y de la necesidad de alcanzar la neutralidad del carbono en 2050.

El organismo calcula que si el país actúa con rapidez la transición energética supondrá un aumento de la deuda equivalente al 21% del PIB en los próximos 30 años, es decir, 469.000 millones de libras, similar al coste de la pandemia en dos años.

Pero si las medidas ecológicas se retrasan, el impacto sobre la deuda podría alcanzar el 43% del PIB, e incluso podría llegar a un total del 289% del PIB a finales de siglo, frente al 100% estimado para la actualidad.

Por último, a la OBR le preocupa que la deuda sea ya tan elevada en el Reino Unido, por lo tanto mucho más sensible a cualquier subida de los tipos de interés, que actualmente se mantienen en niveles muy bajos.

jbo-acc/mar

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario