Expertos advierten que gana espacio "el sentimiento negativo" hacia la nueva ola de inmigrantes

Crecen los pedidos de residencia de extranjeros, y también el mito de que vienen a "quedarse con el empleo". La responsabilidad del Estado.

El demógrafo Juan José Calvo advirtió sobre "los mitos de rechazo" a los extranjeros que hoy demuestran los estudios sobre la reciente ola migratoria que vive Uruguay -sobre todo de ciudadanos cubanos, venezolanos, colombianos, brasileño y dominicanos, entre otras nacionalidades.

Calvo dijo que es responsabilidad del Estado "combatir esos mitos" e "informar de la realidad migratoria.

La respuesta de la sociedad a la llegada de extranjeros es un punto muy importante, señaló el especialista.

"Históricamente el país tuvo una posición positiva del inmigrante como alguien trabajador y honesto", aseguró Calvo y recordó que Uruguay ha hecho monumentos a los extranjeros que llegaron a Uruguay décadas atrás.

Sin embargo, agregó, "si se manejan mitos para generar miedo, es muy fácil dar vuelta esta percepción" de honestidad que han tenido históricamente los inmigrantes.

Alba Goicoechea, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), coincidió que Uruguay tiene el desafío de recibir e integrar a esta nueva inmigración

La funcionaria señala que "comienza a proliferar un sentimiento negativo hacia el migrante" que "viene a sacar el trabajo y otras falsedades".

Tanto Goichechea como Calvo señalan que el aporte de estos nuevos sectores son fundamentales ara un país como Uruguay que tiene una tasa de jóvenes baja y un sistema de seguridad social a punto de colapsar por su relación activo-pasivo.

No es un tema nuevo para países como España, Estados o los países nórdicos, pero sí para Uruguay a casi un siglo de la última gran ola migratoria.

En 2018 Uruguay extendió 8.897 residencias permanentes, la mitad para venezolanos.

la Dirección de Asuntos Consulares y Vinculación de cancillería está encargada de recibir los trámites de ciudadanos de países del Mercosur, en tanto la Dirección de Migraciones recibe solicitudes de inmigrantes que no pertenecen al bloque regional.

Entre ambas unidades llevan expedidas 12.750 residencias, una tendencia que ya se registraba en 2017.

La presencia de cubanos es también muy visible no solo en Montevideo, sino también en la frontera por el Chuy. El ingreso por tierra a Uruguay vía Brasil ha saturado los consulados, el del lado brasileño de la frontera con Rocha y también el de Livramento en el límite con Rivera.

Los cubanos pasan por Guyana previo paso a Brasil, según los datos oficiales. Vienen a Uruguay por tierra, lo que facilita su pedido de refugio y la obtención de documentación oficial.

En medios internacionales se anunció que Guyana comenzará a pedir vida para su ingreso lo que complicará la aspiración de ciudadanos cubanos. Los cambios políticos en Brasil también podrían significar cambios, dijo Karla Mateluna, de la ONG Idas y Vueltas que ha atendido a más de 300 cubanos en Uruguay.

Se estima que unos 4.500 cubanos ya viven en territorio uruguayo con sistintos rangos de status.

La presencia de inmigración ya es tema de los precandidatos.

La Diaria informó el sábado último que el nacionalista Jorge Larrañaga fue consultado sobre el tema en un encuentro con vecinos de Maroñas. “Hay que defender a los nacionales”, dijo Larrañaga.

DURMIENDO EN LA CALLE CON DIPLOMA

El País también aborda este jueves el tema de la inmigración poniendo de relieve la peripecia de extranjeros que no tiene cupo en los refugios del Mides.

Cuenta la historia de un técnico satelital venezolano que duerme en Plaza de El Entrevero, un abogado marroquí que pasa la noche al costado del Shopping Tres Cruces y un bancario de origen colombiano que cuida coches en Pocitos.

SITUACION MIGRANTES

La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, negó que exista un aumento de la demanda de refugios del Mides como consecuencia de la creciente ola migratoria hacia Uruguay.

MARINA MIGRANTES NUEVA