AFP

Europa amenaza con embargo petrolero a Rusia, que aplasta bajo las bombas a Mariúpol

La Unión Europea (UE) examina un embargo de sus importaciones de petróleo de Rusia, que este miércoles cubrió bajo un manto de bombas la acería de Azovstal, último foco de resistencia en la devastada ciudad ucraniana de Mariúpol, según su alcalde.

La Unión Europea (UE) examina un embargo de sus importaciones de petróleo de Rusia, que este miércoles cubrió bajo un manto de bombas la acería de Azovstal, último foco de resistencia en la devastada ciudad ucraniana de Mariúpol, según su alcalde.

La UE también anunció que "aumentaría significativamente" su apoyo militar a Moldavia, ante el temor de que el conflicto se extienda a esta pequeña exrepública soviética de 2,5 millones de habitantes, sin salida al mar, situada entre Ucrania y Rumanía.

"Vamos a renunciar progresivamente a las entregas rusas de petróleo en un período de seis meses y a las de productos derivados del crudo de aquí a finales de año", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante los eurodiputados en Estrasburgo.

El embargo se aplicará de manera que se puedan buscar suministros alternativos, dijo la responsable europea. El petróleo ruso representa alrededor de una cuarta parte de las importaciones de oro negro de la UE.

Según funcionarios de la UE, el plan de la Comisión incluye una exención para Hungría y Eslovaquia, dos países sin litoral totalmente dependientes del suministro que les llega a través del oleoducto Druzhba y que podrán seguir comprando a Rusia en 2023.

Sin embargo, Hungría rechazó la propuesta de la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la UE) "en su forma actual", alegando que esa medida "destruiría completamente la seguridad energética del país".

Ese rechazo fue inmediatamente condenado por el Ministro de Exteriores ucraniano, para quien los países de la UE que rechazan el embargo son "cómplices" de los "crímenes" cometidos por los rusos en Ucrania.

Este sexto paquete de sanciones de Bruselas contra Rusia también propone excluir a otros tres bancos rusos --entre ellos Sberbank, el mayor del país-- del sistema financiero internacional Swift.

Reino Unido también anunció una nueva ronda de sanciones, que incluye la prohibición de prestar a Rusia servicios de contabilidad, consultoría y comunicaciones, así como la congelación de activos y la prohibición de entrada en el país, una medida dirigida en particular a los corresponsales de guerra rusos integrados en las fuerzas del Kremlin.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que esta semana discutiría con los países del G7 de las principales potencias industrializadas posibles sanciones "adicionales" contra Rusia.

- Ejercicios militares bielorrusos -

La Comisión Europea también recomendó sanciones contra el jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el patriarca Kirill, por sus sermones de apoyo a la intervención militar en Ucrania.

Desde Chisinau, la capital moldava, el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, anunció que los europeos tienen previsto "este año aumentar de manera considerable nuestro apoyo a Moldavia mediante la entrega de equipo militar adicional a sus fuerzas armadas".

Este anuncio se produce unos días después de los ataques en el territorio separatista moldavo prorruso de Transnistria y de los comentarios en abril de un general ruso, Rustam Minnekaev, para quien tomar el sur de Ucrania daría a los rusos acceso directo a esta región.

En Ucrania, las fuerzas rusas continuaron su ofensiva en el este y dispararon misiles contra numerosos objetivos en todo el país, incluso Leópolis, cerca de la frontera con Polonia (oeste), y la región montañosa de Transcarpacia, cerca de Hungría, que hasta ahora no se había visto afectada por la guerra.

La ofensiva oriental rusa tiene como objetivo "asegurar el control total de las regiones de Donetsk y Lugansk y mantener un corredor terrestre hacia la Crimea ocupada", dijo el cuartel general del ejército ucraniano en Facebook el miércoles.

"Para destruir las infraestructuras de transporte de Ucrania, el enemigo disparó misiles contra instalaciones en las regiones de Dnipropetrovsk, Kirovograd, Lviv, Vinnytsia, Kiev, Transcarpacia, Odesa y Donetsk", añadió.

Bielorrusia, aliada de Rusia, lanzó ejercicios militares "sorpresa" para probar la capacidad de respuesta de su ejército, según su Ministerio de Defensa.

- ¿Desfile militar en Mariúpol? -

En el sureste hubo "violentos combates" en la acería de Azovstal, en Mariúpol, informó su alcalde, Vadim Boichenko, aunque Moscú había asegurado que no está atacando esta enorme fábrica donde se atrincheraron los combatientes ucranianos.

"Se perdió el contacto" con las fuerzas ucranianas dentro de la acería y no hay manera de saber "qué está pasando y si están en seguridad", agregó el edil.

Un comandante ucraniano del regimiento Azov, que defiende la planta, anunció el martes que los rusos habían lanzado "un potente ataque", pero el Kremlin negó esta información el miércoles.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el 21 de abril "anular cualquier asalto", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, y agregó que las fuerzas rusas solo intervienen para "cortar rápidamente los intentos" de los combatientes ucranianos de llegar a "posiciones de tiro".

Según la inteligencia ucraniana, Rusia planea un desfile militar en Mariúpol el 9 de mayo, día en que Moscú celebra la victoria de 1945 sobre la Alemania nazi.

La ONU anunció el martes que había logrado evacuar a más de un centenar de civiles de Azovstal, donde varias dedenas más siguen atrincherados junto a combatientes ucranianos en galerías subterráneas que datan de la Segunda Guerra Mundial, sin alimentos ni medicinas.

- "Mercenarios israelíes" -

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el martes "más pausas humanitarias" negociadas entre Kiev y Moscú, como la que permitió la evacuación de civiles de Azovstal.

En el frente diplomático, Rusia decidió boicotear una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU con el Comité Político y de Seguridad (PSC) de la UE el miércoles.

Rusia también prohibió el acceso a su territorio a más de 60 funcionarios japoneses, incluido el primer ministro Fumio Kishida, en represalia por las sanciones impuestas por Japón.

Moscú afirmó además que "mercenarios israelíes" estaban luchando en Ucrania junto con el regimiento Azov, que Moscú describe como "nazi".

burx/ob/mas-mis/pc/js

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario