Esteban Valenti pasa de las críticas a los hechos: fundará un grupo político por fuera del FA

El exdirigente comunista y empresario viene anunciado que no apoyará al gobierno en las próximas elecciones.

El exdirigente del Partido Comunista, escritor y publicista, Esteban Valenti, lanzará en las próximas horas un grupo político orientado a "indignados" con el gobierno del Frente Amplio.

Este fin de semana comenzó a circular la versión de que la decisión fue tomada en parte por el fogoneo de un grupo de Whatsapp bajo el nombre "Ideas" en que hay varias personalidades de la izquierda, entre ellas el exministro de Economia Fernando Lorenzo.

Allegados a Valenti dijeron que este grupo no tiene relación directa con el sector político que se quiere presentar en sociedad. Sin embargo, fue el ámbito de discusión previa que lleva al exdirigente a crear una formación sectorial.

Desde hace mucho tiempo, Valenti viene expresando agrias críticas del gobierno y al Frente Amplio en todas sus tribunas como la agencia de noticias Uypress y medios afines.

El límite fue la forma en que el FA manejó en la interna los casos que determinaron finalmente la salida del gobierno del vicepresidente Raúl Sendic.

Autocalificado como militante, pese a su fama de "operador político", Valenti señaló haber sido empujado a esta iniciativa política por el Frente Amplio. Según él, la coalición de izquierda perdió "su espíritu fundacional".

Se perdió "el seregnismo", dijo, y el FA esta gobernando por la Lista 609 de José Mujica, aseguró entrevistado por el informativo de radio Carve.

En ese sentido, opinó que Astori “se suicidó” al consultarle a Mujica si apoyaba una eventual candidatura.

Para la gente que piensa como él, siente que es momento de crear otro sector político por fuera del Frente.

“Nosotros tenemos claro que hay un grupo muy grande de ciudadanos, puede ser que no se expresen, que estamos indignados”, agregó Valenti. “Estamos indignados por la caída de la política desde todo punto de vista, en su moral, en su nivel”.

El empresario sostuvo que no hay grandes alternativas en el FA para conbatir al mujiquismo. Incluso Daniel Martínez -enfrentado con Mujica y Topolansky, no parece dar muestras de "romper esa hegemonía".

En 2016, Valenti llamó "charlatán" a Mujica, luego de acusar al expresidente de ser el instigador de la versión política de que la oposición recibía de él información sobre el escándalo de Ancap.

Consultado sobre la posibilidad de una alianza con el Partido Independiente, Valenti dijo que la ventaja que tiene ese partido es que "no tiene gente procesada", aunque señaló que está muy pegado a la oposición.

La primera campaña exitosa que produjo y financió fue la de Tabaré Vázquez a la Intendencia de Montevideo

En un informe de El País, reveló que entre 1982 y 1996 gastó seis millones de dólares en avisos para el Frente Amplio.

Valenti, de 70 años, también fue asesor de la primera campaña que llevó a Tabaré Vázquez a la presidencia en 2005, luego se acercó al astorismo.

Tanto Vázquez como Astori lo alejaron de su círculo íntimo.

En 2016, Astori habló por primera vez de Valenti señalando que "hace tiempo no nos representa más".

Durante sus años como frenteamplista dio la cara en innumerables polémicas con dirigentes opositores y también del Frente Amplio.

Sus dichos siempre han conservado cierta repercusión política debido no tanto debido a su representatividad actual, sino al lugar que supo ocupar en buena parte de sus 28 años dentro del Partido Comunista en los años 70 y 80.

Dejó el Partido Comunista después de las elecciones de 1989. En 1994 votó a un sector pequeño que lideraba el dirigente de magisterio Luis Garibaldi y el actor Jorge Esmoris, la Lista 700.

Criado en Malvín y pupilo en el Erwy School, Valenti no era un clásico proletario.

Pero su capacidad convenció a Rodney Arismendi, el todopoderoso líder del Partido Comunista Uruguayo, de que podía ser su sucesor.

Después del golpe de Estado, Valenti se exilió en Buenos Aires y en 1978 se radicó en Italia, el país en el que había nacido 30 años antes.

Allá desarrolló dos carreras. periodista y comerciante. En las dos le fue muy bien.

En Roma fue director de Inter Press Service, una agencia de noticias tercermunista que ha trabajado en innumerables proyectos con Naciones Unidas.

También fue exportador de papel fotográfico y montó otros negocios exitosos que le permitieron abrir sucursales en otros país, incluso en Argentina.

Aprovechó los buenos contactos con países del socialismo real para hacer finanzas para él y para el PCU.

Con este panorama "se hizo rico", según sus propias palabras.

Él señala que son leyendas urbanas que se enriqueció traficando diamantes de Angola, un país que estaba bajo el control moscovita. Según un perfil escrito por Búsqueda, y fiel a su sentido del humor ácido, tiene sobre su escritorio un "diamante" de vidrio como testimonio de su "expedición" por África.

En 2007, contrató un coche alto parlante para difundir consignas contra los piqueteros anti-Botnia en la zona de Plaza Independencia. Después deslindó responsabilidades por los incidentes posteriores frente a la Torre Ejecutiva.

Actualmente tiene junto a su segunda pareja, Selva Andreoli, la agencia de publicidad Perfil. Una de sus cuentas históricas más importantes es la de Cripreses S.A., la empresa Buquebus dirigida por el controvertido empresario argentino Juan Carlos López Mena.

Dejá tu comentario