Policiales estafa | transferencias | prisión

Estafador a prisión: compró colchones y herramientas con cheques y transferencias falsas

Usaba la cédula de una persona para concretar las maniobras. Tenía un auto de alta gama, requerido por rapiña desde 2020, que llevaba una matrícula falsa.

Un hombre de 39 años, con ocho antecedentes penales, marchó a la cárcel por varias estafas con cheques diferidos y transferencias bancarias falsas.

En julio, realizó una compra telefónica a una fábrica de colchones por 2.500 dólares, que supuestamente pagó mediante transferencia bancaria, y hasta llegó a enviar el comprobante de pago por Whatsapp.

La mercadería fue retirada de la fábrica por fleteros contratados por él. Pero los días pasaron, y el pago jamás se acreditó en la cuenta de la empresa, que decidió realizar la denuncia.

Personal del Departamento de Investigación de Delitos Financieros de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol se hizo cargo de las actuaciones de la “Operación Lamitex”.

La indagatoria policial determinó que los mismos fleteros habían concurrido a nombre del estafador a una ferretería, donde entregaron un cheque diferido por 2.000 dólares como adelanto del pago de herramientas, que se completaría con transferencias bancarias, las que nunca se realizaron.

La Policía identificó al estafador y lo detuvo durante un allanamiento en la zona de Colinas de Carrasco, donde se incautaron colchones, celulares, monitores, chequeras y la cédula de una persona fallecida, que era utilizada para concretar las maniobras.

También se encontró un auto de alta gama que estaba requerido por rapiña desde 2020 y que llevaba una matrícula falsa.

La Justicia imputó a J.L.G.S. por un delito continuado de estafa en régimen de reiteración real, con un delito de estafa, este último en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de receptación. Se dispuso como medida cautelar la prisión preventiva hasta el 1º de diciembre, informó el Ministerio del Interior.

Dejá tu comentario