Nacional

Estafa al Fonasa: de los 9 procesados, uno era empleado de una mutualista

Se trata de un supervisor del Círculo Católico que abrió una empresa de promociones con testaferros. Cobraba 3.500 pesos por afiliado.

De los nueves procesados de la estafa al Fonasa, uno trabajaba en una mutualista: se trata de un empleado supervisor del Círculo Católico que era, a su vez, dueño de una empresa promotora que se encargaba de las afiliaciones.

Las indagatorias continúan en el juzgado de Julia Staricco: hay dos personas detenidas, una mujer y un hombre. Éste ultimo seria un segundo empleado del Círculo Católico.

La investigación ya reveló cómo es el funcionamiento de la estafa a partir de los anteriores procesados.

El primer supervisor del Círculo Católico -ya procesado- tenía una empresa de promociones a nombre de su esposa. Esta empresa cobraba 3.500 pesos por cada nuevo afiliado, informa El Observador. Si bien tenía un vínculo con el Círculo Católico, también realizaba afiliaciones para para otras prestadoras de salud.

Ese dinero luego era en parte redistribuido entre los promotores que lograban las afiliaciones, y éstos a su vez pagan 500 pesos a los falsos cotizantes de empresas fantasmas.

Según fuentes judiciales, el resto de las instituciones que son indagadas por las promociones para afiliados -con estímulo económico- son Asociación Española, Casmu, Gremca y SMI.

Según la actas de procesamiento, pagaban a dos personas -un hombre y una mujer, también procesados ayer, miércoles- para que captaran afiliados. El sexto procesado era uno de ellos. Se trata de un hombre de 50 años que trabajaba como sereno y hacía extras como promotor. Cobraba 2.500 pesos por cada afiliado nuevo.

El dinero salía de la mutualista pero sin quedar registrado. Se le entregaba a la esposa del supervisor y no quedaba documentada la operación.

Los tres fueron procesados por intermediación lucrativa, un delito creado en 2002, mucho antes de que el Fonasa empezara a funcionar, luego de comprobarse la existencia de una verdadera industria de las afiliaciones por BPS.

Este jueves, la jueza Julia Staricco continúa las indagatorias. Están convocados un hombre y una mujer que integraban la red.

EMPRESAS SE REÚNEN CON JUNTA DE SALUD

La Junta Nacional de Salud se reunirá este jueves a pedido de las propias empresas, que proponen analizar cambios al sistema, informó Montevideo Portal.

El encuentro, que se producirá este jueves a las 14:30 horas, fue pedido por las propias mutualistas a través de Yamandú Fernández, representantes de las empresas en la Junasa.

A través de un comunicado conjunto, la Cámara de Instituciones y Empresas de Salud (CIES), la mutualista Médica Uruguaya y la Federación de Prestadores Médicos del Interior manifestaron que "lamentan profundamente la maniobra fraudulenta cometida en perjuicio del Banco de Previsión Social (BPS).

Las instituciones plantearon "su más firme compromiso de colaborar con la labor de la Justicia para que se esclarezcan totalmente los hechos y se identifiquen los responsables".

Propondrán -según el comunicado- "la conformación de un ámbito de trabajo específico en el cual se analicen estrategias y propuestas que impidan la realización de cualquier maniobra futura en perjuicio del Fonasa".

Según El País, el BPS tenía indicios de las maniobras desde al menos 6 meses atrás.

Se llevó cabo una investigación interna que terminó en el mes de noviembre de 2016 sin que se conocieran resultados.

AGUJEROS NEGROS

Aparentemente, el sistema de cápitas tiene muchos lados vulnerables. Por ejemplo, Junasa paga el dinero a los prestadores de salud con la información que recibe del BPS, pero no puede chequear a diario las altas y bajas del sistema.

Esto permitió a los ideólogos de la estafa tener un margen de tiempo para abrir y cerrar empresas fantasmas, sin que las autoridades se percataran de estos hechos.

DOS JUZGADOS


La estafa al Fonasa está siendo seguida por dos juzgados: uno presidido por María Helena mainard y una segunda sede a cargo de julia Staricco.

Mainard y el fiscal Luis Pacheco entienden en el caso de intermediación lucrativa durante el último período de apertura del corralito en el mes de febrero

Ambos analizan filmaciones en la entrada al BPS que demuestra la operativa tendiente a captar afiliados. El hecho no está prohibido, aunque sí es ilegal entregar dinero a cambio de cambiar de mutualista.

Paralelamente sigue la investigación judicial entorno a la estafa en perjuicio del Fonasa, bajo la jurisdicción de Julia Staricco y la fiscal Mónica Ferrero.

 

Dejá tu comentario