AFP

España se lanza a por otra medalla en un básquet femenino monopolizado por USA

Plata en Rio-2016, España quiere afianzarse en los podios olímpicos en Tokio-2020 en un torneo de básquet femenino en el que Estados Unidos, una apisonadora de récords, parte como gran favorita para su séptimo oro consecutivo.

Plata en Rio-2016, España quiere afianzarse en los podios olímpicos en Tokio-2020 en un torneo de básquet femenino en el que Estados Unidos, una apisonadora de récords, parte como gran favorita para su séptimo oro consecutivo.

En toda la historia del básquetbol femenino en los Juegos, Estados Unidos tiene un balance de 66 victorias y 3 derrotas y ha ganado ocho de las últimas nueve medallas de oro.

En caso de ganar su séptimo oro consecutivo, racha que comenzó en los Juegos del Centenario de Atlanta-1996, el equipo femenino igualará el récord establecido por su par masculino, que ganó siete títulos olímpicos entre Berlín-1936 y México-1968.

Auténtico 'Dream Team' de la delegación norteamericana, el equipo estará liderado por dos leyendas; Sue Bird, que será la abanderada estadounidense en la ceremonia de apertura, y Diana Taurasi. Ambas pelearán por su quinta medalla de oro consecutiva.

Por detrás del equipo estadounidense, en el torneo que se disputará en Saitama -afueras de Tokio- España defenderá la plata que logró en Rio.

Acostumbrada a no faltar a los podios en los últimos años, jugará tras el fiasco en el reciente Europeo, en el que ejerció de anfitriona y en el que cayó en cuartos ante Serbia, que se proclamaría campeona.

En esta competición no pudo contar con su gran líder Alba Torrens ni con Tamara Abalde, ambas positivo al covid-19 antes de la competición.

- 'Ir con la mente limpia' -

"Habrá que ir con la mente limpia, quedándonos con lo que nos vale del Eurobasket, pero solo con lo justo. Hay que seguir trabajando, conociéndonos, con la incorporación de Alba", señaló la jugadora Leo Rodríguez.

España compartirá un potente grupo A con Serbia, bronce en Rio, Canadá y Corea del Sur.

También está en los pronósticos para alcanzar el podio Francia, que llega tras encadenar cinco finales europeas perdidas de manera consecutiva (2013, 2015, 2017 y 2019).

El equipo galo jugará en el grupo C, junto con Estados Unidos, Nigeria y la anfitriona Japón.

Otra candidata es Australia, vigente subcampeona mundial tras caer con Estados Unidos en la final de Tenerife-2018 por solo cuatro puntos.

Pero el equipo oceánico, bronce en Londres-2012, no podrá contar con su gran líder, la pívot Liz Cambage, que renunció por los problemas mentales que le supondría someterse a una nueva 'burbuja' en la Villa Olímpica debido a las restricciones por la pandemia.

Australia es la gran favorita de la llave C, en el que jugará ante Puerto Rico, China y Bélgica.

En un nuevo formato, con el objetivo de reducir la carga de partidos y hacerlos todos interesantes (antes habían dos grupos de seis selecciones cada uno), solo los dos primeros de cada una de los tres llaves aseguran los cuartos, más los dos mejores terceros.

pm/dr/psr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario