AFP

España afronta en Grecia una primera 'final' rumbo a Catar-2022

Sin derecho a fallo... España se enfrenta el jueves a Grecia, su primer escollo antes de medirse el domingo con Suecia, en una semana crucial en la que sólo le vale ganar si quiere asegurar su pase al Mundial de Catar-2022.

Sin derecho a fallo... España se enfrenta el jueves a Grecia, su primer escollo antes de medirse el domingo con Suecia, en una semana crucial en la que sólo le vale ganar si quiere asegurar su pase al Mundial de Catar-2022.

La Roja marcha en la segunda posición del grupo B con 13 puntos, dos menos que los suecos, que lideran la llave, y cuatro más que los griegos, que son terceros, por delante de kosovares y georgianos, que ya no tienen ninguna posibilidad.

España necesita ganar sus dos últimos encuentros clasificatorios para asegurarse la primera plaza de la llave, la única que da la clasificación directa a Catar, sin tener que depender de un pinchazo de los suecos.

Y es que sólo el primero de cada grupo viajará directamente a Catar, los segundos deberán pasar una repesca en la que doce países se disputarán tres únicas plazas.

"Esto sí me genera presión, la verdad, bastante más que la Liga de Naciones, que era un premio", reconocía el seleccionador español, Luis Enrique Martínez, el viernes pasado al dar su convocatoria para estos dos "complicados" partidos.

"Espero no transmitirles esa presión excesiva a mis jugadores", añadió el seleccionador español.

Tras ser subcampeona en la Liga de las Naciones y semifinalista en la Eurocopa, Luis Enrique busca culminar su buen recorrido desde su vuelta al banquillo de la Roja en noviembre de 2019 con el pase al Mundial del próximo año.

- 'Dos finales' -

"No me imagino un Mundial sin España. Vienen dos finales y son dos finales que hay que ganar", aseguró el martes el delantero Brahim Díaz, una de las últimas novedades del seleccionador español.

Desde el pasado viernes, el seleccionador español ha tenido que ir recomponiendo su lista inicial.

Si al inicio de la Eurocopa, el Covid-19 vino a trastocar los planes de Luis Enrique, en esta ocasión han sido las lesiones las que le obligaron a cambiar hasta tres jugadores en apenas tres días.

Luis Enrique no pudo llamar a jugadores básicos como Mikel Oyarzabal, Pedri o Gerard Moreno, que estaban lesionados, pero apenas anunciada su lista, tuvo que dar de baja a Ansu Fati, a Eric García y Yeremy Pino, lesionados en la última jornada de Liga.

El seleccionador tuvo que llamar de urgencia a Raúl de Tomás, Diego Llorente y Brais Méndez para suplir esas bajas, y de cara a Grecia, sigue teniendo la duda de hombres como el centrocampista defensivo Mikel Merino, tocado en el tobillo.

Pese a estos problemas, Luis Enrique apunta una fe ciega en su grupo: "no me genera ninguna duda, tenemos una selección muy joven pero ya con un bagaje internacional potente y los jugadores más veteranos que nos generan mucha tranquilidad".

- Un grupo confiable -

"Somos un grupo en el que hemos demostrado que se puede confiar. Te garantizo que aquí dentro tranquilos no estamos porque somos conscientes de lo que nos vamos a jugar", dijo el centrocampista del City Rodrigo Hernández a Radio Marca.

Un grupo que tiene su primera prueba contra Grecia, con la que España empató 1-1 en marzo pasado en Granada.

"Este es un rival (Grecia) que nos costó en el primer partido generar ocasiones de gol, ahora han cambiado de sistema y se muestran mucho más sólidos", advirtió el seleccionador español.

Los griegos contarán, además, con el apoyo de su público en el estadio Olímpico de Atenas.

"Sabemos que tenemos que ganar los dos últimos partidos (contra España y Kosovo) para seguir en la carrera por la clasificación, tenemos que agarrarnos a eso, creer en eso", dijo el seleccionador de Grecia, el holandés John Van't Schip a los medios de la federación griega.

gr/iga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario