AFP

Energía solar toma fuerza en áreas bajo control rebelde de Siria

Grandes paneles solares sobresalen entre plantíos de calabaza y tomate en el noroeste de Siria, bajo control rebelde, donde la destrucción de infraestructuras tras una década de conflicto llevó a muchos a optar por energías renovables.

Grandes paneles solares sobresalen entre plantíos de calabaza y tomate en el noroeste de Siria, bajo control rebelde, donde la destrucción de infraestructuras tras una década de conflicto llevó a muchos a optar por energías renovables.

"Antes dependíamos de generadores a diésel, pero era una lucha con la escasez de combustible y los aumentos de precio", dijo Jaled Mustafá, uno de las decenas de agricultores que instalaron paneles en la región de Idlib.

"Así que optamos por la energía solar", agregó.

Mas de tres millones de personas viven en la región de Idlib, en el noroeste de Siria, gran parte bajo control de fuerzas yihadistas y otros rebeldes.

Al menos 90% de Siria carece de servicio estable de electricidad, según el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

En las zonas rebeldes, hay pocas esperanzas de recibir el servicio estatal de energía, por lo cual los paneles de silicio se han vuelto comunes en los techos, hospitales o entre carpas en los grandes campos de desplazados.

Antes, los generadores pequeños de diésel suplían electricidad en muchas casas. Pero con la escasez de combustible y el aumento de precios, los paneles solares se volvieron una alternativa más barata, eficiente y confiable.

En la propiedad de Mustafá, los paneles solares están sobre placas metálicas que giran para seguir el movimiento del sol.

Son parte de los 200 paneles adquiridos dos años atrás por una cooperativa de cerca de 20 agricultores, por unos 4.000 dólares.

Con la energía solar alimentan las bombas de agua que permiten irrigar tres hectáreas de terrenos de la cooperativa y campos vecinos.

"Incluso si se restablece la electricidad [del Estado], la energía solar será más barata", según Mustafá.

- Alternativa válida -

La generación eléctrica de Siria cayó a la mitad durante el conflicto, pero al bajar los enfrentamientos, las fuentes de energía renovable ganaron fuerza, según la ONU.

"Desde que los enfrentamientos armados decayeron y la mayor parte del país está más estable, la producción de energía solar creció como una alternativa válida", indicó el PNUD.

En áreas controladas por el régimen, los paneles solares abastecen de electricidad a casas e instituciones públicas, como universidades.

En áreas bajo control rebelde, una evaluación determinó que 8% de los pobladores usa energía solar como su principal fuente de electricidad en sus casas, según un informe de Education and Conflict Review, que publica el University College London.

También encontró que una décima parte de la gente usa energía solar para calentar agua y un tercio la usa como fuente secundaria de electricidad para iluminación y cargar baterías.

En Dana, una localidad bajo control rebelde, los tejados están cubiertos por paneles solares.

"Las ventas aumentaron 300% entre 2018 y 2021", dijo Abdulhakim Abdul Rahman, un vendedor de paneles solares. La mayoría de sus clientes son agricultores.

Un solo proyecto agrícola puede requerir de 100 a 500 paneles, según el comerciante.

Abdul Rahman asegura que los paneles que importa principalmente de Turquía, pero también de Alemania y China, pueden durar hasta 20 años.

- Energía para los hospitales -

En su pequeño apartamento, Zakariya Sinno enciende un ventilador en el techo y pone himnos revolucionarios sirios en un altavoz para mostrar como funciona su instalación solar.

Como muchos de sus vecinos, instaló tres paneles en el techo.

"Me alcanza para encender el frigorífico, la lavadora y las luces", aseguró Sinno.

Los hospitales también cuentan con paneles solares.

En 2017, la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y Socorro (UOSSM) lanzó la iniciativa "Siria Solar" para dotar a los hospitales de Idlib de energía renovable.

Desde entonces, ha instalado 480 paneles en un hospital general y otros 300 en un centro ortopédico.

También brindó asistencia técnica a más de 40 clínicas en Idlib y Alepo (norte) para que pudieran instalar sistemas solares.

La energía solar permite mantener funcionando "departamentos sensibles del hospital, como unidades de cuidado intensivo, salas de operación y áreas de emergencia", comentó Talal Kanaan, uno de los fundadores de la iniciativa Siria Solar.

"Con la energía solar se puede cubrir entre 20% y 40% del consumo energético del hospital", aseguró.

str-tgg/ho/mas/pc

DANA HOLDING CORPORATION

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario