Nacional

Embajador de China en Uruguay asegura que se trabaja en un TLC bilateral

Acuerdo sigue en órbita, pese a oposición de Argentina y Brasil, y la propia advertencia del gobierno chino sobre rispideces con gobierno de Temer.

El embajador de la República China en Uruguay, Don Xiaojun, reconoció que se sigue trabajando en un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Uruguay y ese país asiático.

La sede diplomática y la cancillería siguen "trabajando estrechamente" y "con frecuencia" en el TLC, pese a los contratiempos que el acuerdo viene teniendo por la oposición de Brasil y Argentina, e incluso dentro de filas del gobierno uruguayo.

"Tenemos el placer de ser el principal socio comercial de Uruguay desde 2012. El volumen del comercio con China es la tercera parte de todo el volumen del comercio con Uruguay. Por eso ambas partes han puesto mucha atención a la posibilidad de un tratado de libre comercio.. Es un gran paso para ambos paises y debemos estar plenamente preparados para darlo". dijo Don Xiaojun.

En declaraciones a La República, el funcionario diplomático contó que durante la visita a Vázquez se conversó acerca del Plan Ceibal y la posibilidad de enseñar el idioma chino entre escolares uruguayos.

El diplomático chino señaló que se cumplirán etapas previos, acuerdos que se alcanzaron durante la visita del gobierno en el mes de octubre.

Uno de esos acuerdos llevará al rector de la Universidad a China para suscribir un acuerdo para la instalación del Instituto Confucio, que servirá para la divulgación del idioma chino.

Don Xiaojun contó que nota entre los uruguayos un gran interés en el chino mandarín.

"Incluso he sido saludado en chino en Montevideo y en el interior", comentó.

El TLC con China es un tema polémico incluso dentro del gobierno. El presidente Vázquez y el canciller Nin son los principales impulsores del acuerdo.

Al regreso de China anunciaron que era un hecho trabajar por un TLC a formarse en 2018, al cumplirse 30 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Sin embargo, el balde de agua fría llegó del lugar menos esperado.

En enero, el encargado de Negocios de la Embajada de China en Montevideo, Ding Shang, le informó al gobierno que no se firmará un TLC si eso genera “contrariedad” en Brasil.

La información fue confirmada públicamente por Danilo Astori al semanario Búsqueda en el mes de enero.

El ministro de Economía se convirtió en el vocero de esta segunda postura del gobierno. Para Astori sería “un error garrafal” romper con el Mercosur.

Un informe oficial divulgado en la comisión de Asuntos Internacionales durante la comparecencia del canciller en el mes de enero, pone sobre la mesa qué pasaría con la industria nacional ante un eventual TLC.

La "invasión" de productos chinos encontraria una cabecera de playa para toda la región, algo que Brasil y Argentina quieren evitar a toda costa.

En Uruguay, las ventas se multiplicarían varias veces, pero también complicaría la situación interna de varias industrias que ya vienen sufriendo las consecuencias de la globalización.

Los sectores más sensibles son la cadena textil (1.400 trabajadores), la vestimenta (6.700), ropa de cama (1.400) y calzado (1.000).

Hay un segundo escalón en el que están la industria química básica (4.000 trabajadores), plásticos (4.500), cerámica (1.000), automotriz (3.500) papel (2.500) y metalúrgico (7.000).

 

FOTO: Vázquez con Xi Xinping en octubre de 2016. 

 

 

 

 

 

Dejá tu comentario