DeportesSensación Mundial 2018

El primer gran batacazo de los Mundiales: el 1-0 de EE.UU. a la mítica Inglaterra

El Maracanazo es considerada la hazaña mundialista de todos los tiempos; pero días antes ocurrió otro gran sacudón.

El mundial del 50 fue el escenario del Maracanazo, la hazaña mundialista de todos los tiempos.

Pero días antes del 16 de julio ocurrió el primer gran batacazo de las Copas del Mundo: el jueves 29 de junio en el Parque Independencia de Belo Horizonte, el equipo amateur de Estados Unidos venció 1 a 0 a la mítica Inglaterra, considerados los “Maestros del Fútbol”.

Los ingleses abandonaron su aislacionismo histórico y aceptaron jugar la Copa, llegando como favoritos al título y con estrellas como Stanley Matthews y Tom Finney. Debutaron en Maracaná venciendo a Chile, mientras EE.UU. cayó ante España en Curitiba. Confiado en la superioridad de su equipo, el entrenador Walter Winterbottom hizo descansar a Stanley Mathews para el juego ante los norteamericanos.

Pero las atajadas del arquero Frank Borghi y los palos le cerraron el arco a los ingleses. Y la sorpresa se consumó con el gol decisivo anotado por Joe Gaetjens. El equipo norteamericano, formado por semiprofesionales, incluyendo seis jugadores nacidos en el exterior, no recibió ningún recibimiento especial al volver a casa, a pesar de su hazaña.

Pero años después esta historia inspiró al escritor Geoffrey Douglas, autor del libro “El partido de sus vidas” de 1996. Dicho libro fue adaptado en 2005 para una película con el mismo nombre, dirigida por David Anspaugh. En el filme, Patrick Stewart encarna al periodista Dent McSkimming, quien conecta el presente con sus recuerdos de aquel mundial en Brasil.

El filme recrea la formación del equipo, con John Rhys Davis como el entrenador escocés Bill Jeffries. En el rol protagónico estaban Gerard Butler, quien interpretó a Frank Borghi -chofer de una funeraria de Missouri y arquero de la selección- y Wes Bentley como Walter Bahr, maestro de escuela y defensa.

Si bien fue Jeffries quien sumó al equipo al haitiano Joe Gaetjens, en la película son Borghi y Bahr quienes van a buscar al estudiante y futbolista, quien trabajaba como lavaplatos de un restaurante de Brooklyn. El papel de Gaetjens fue interpretado por el actor haitiano Jimmy Jean Louis.

Como hay pocos registros fílmicos del partido real, la que pasó en aquel juego cobró vida en la pantalla grande… La jugada del gol, reconstruida en base a los testimonios de los jugadores, comenzó con un remate de Bahr y culminó con Gaetjens lanzado en paloma para anticipar al arquero y convertir el gol del triunfo. Una proeza de la vida real a la medida de Hollywood.

Pero para el protagonista de la historia real, el final no fue de película...

Joe Gatejens pasó a jugar en Francia y volvió a su Haití natal en 1954 donde terminó su carrera. Allí se casó con Lilian Defey y tuvo tres hijos, dedicándose al comercio.

El 7 de julio de 1964 el presidente Francois Duvalier dio un golpe de estado, consolidando un régimen ya convertido en autoritario y violento. Las represalias de Duvalier alertó a sus opositores. Entre ellos había familiares de Gaetjens. Algunos ya estaban en el exilio y otros huyeron de Haití inmediatamente.

Joe no temió ninguna consecuencia ya que no tenía relación con la política. Sin embargo al otro día del golpe fue detenido por la policía secreta de Papa Doc. Gaetjens fue llevado a la temible Cárcel de Fort Dimanche, de donde nunca más salió.

El esfuerzo de su esposa y familiares por saber la verdad duró años, llegando a pedir por Joe al mismo Duvalier en persona. En 1972 se reveló que Gaetjens fue torturado y asesinado en la cárcel, aparentemente dos días después de ser detenido. Su familia ya se había exiliado a Puerto Rico en el 66.

El hombre del gol de aquel partido de película fue reconocido en 1976 en el salón de la fama del fútbol de EE.UU. Y forma parte de la trágica lista de 30 mil víctimas de la dictadura de Duvalier.

Dejá tu comentario