AFP

El City se acerca al liderato tras ganar el derbi al United y el empate del Chelsea

El Manchester City, que hundió este sábado a un inoperante Manchester United (5º) por 2-0 en Old Trafford, aprovechó el traspiés del Chelsea en su casa al empatar 1-1 ante el Burnley (18º), para acercarse al liderato, a tres puntos de los 'Blues'.

El Manchester City, que hundió este sábado a un inoperante Manchester United (5º) por 2-0 en Old Trafford, aprovechó el traspiés del Chelsea en su casa al empatar 1-1 ante el Burnley (18º), para acercarse al liderato, a tres puntos de los 'Blues'.

Con lagunas defensivas, el United sufrió una nueva decepción en un partido importante al perder en su campo el derbi ante el City, en la undécima fecha de la Premier League, lo que fragiliza aún más la posición del técnico noruego Ole Gunnar Solskjaer.

Esta derrota puede dejar a los 'Diablos Rojos' lejos de los puestos de cabeza. Con sus 17 puntos ya están a seis de sus vecinos 'Citizens' (2º), a nueve del líder Chelsea y cinco del Liverpool (3º). Ese último equipo juega el domingo en el terreno del West Ham (4º).

Así pues la victoria cómoda en Londres ante el Tottenham (3-0) y el empate no exento de fortuna en el tiempo extra contra el Atalanta (2-2), el miércoles en Liga de Campeones, parecen ahora un breve espejismo.

La versión ofrecida este sábado se pareció más a la del Manchester United humillado en casa por el Liverpool (5-0) hace dos semanas.

- Solskjaer en cuerda floja -

El Manchester City salió desde el inicio con una marcha más y un punto más de ambición, con una presión asfixiante y subidas constantes de sus laterales, el United vio pronto que le costaría mucho sacar un resultado positivo.

Y al buen inicio de los hombres de Guardiola se unieron dos errores defensivos calamitosos de los locales.

El City abrió el marcador con un gol en propia de Bailly, quien trataba de despejar un centro de Joao Cancelo (7), antes de que Bernardo Silva se lanzase en el segundo palo para llegar a un centro pasado y colar el balón entre David De Gea y su palo (45+1).

Pero según lo visto sobre el césped de Old Trafford a nadie hubiese extrañado llegar al descanso con un 4-0, de no mediar las atajadas de De Gea ante Gabriel Jesus (29) y Victor Lindelof, quien casi marca también en propia (33).

La única ocasión de gol digna de ese nombre para los locales llegó con una volea de Ronaldo a la que respondió bien Ederson (26).

El segundo acto fue mucho más calmado, con el City dando la impresión de no querer humillar a su vecino.

En todo caso, las dos semanas de parón por los compromisos internacionales permitirán que corran ríos de tinta sobre el futuro de un Solskjaer que vuelve a tener sobre sí la espada de Damocles.

"Mantengo una continua buena comunicación con el club (...) Trabajo para el Manchester United y quiero lo mejor para el Manchester United, y por supuesto mientras esté aquí quiero hacer lo que pueda para mejorar esto", afirmó el técnico noruego.

- "Nuestra culpa" -

Desgastado por la acumulación de partidos, sin duda, el Chelsea dejó escapar dos puntos al final del partido ante el relegado Burnley (1-1).

Sin sus dos principales delanteros, el belga Romelu Lukaku y el alemán Timo Werner, los 'Blues' lograron tomar ventaja en el marcador gracias al centrocampista teutón Kai Havertz, tras un remate de cabeza en el minuto 33 de juego.

Pero un Burnley que no se amilanó, se acercó a la portería con peligro en la segunda mitad y terminó siendo recompensado mediante un hermoso gol del atacante checo Matej Vydra en el 79 de partido.

Se trata del primer tanto recibido por el Chelsea en juego desde el comienzo del campeonato.

"Es nuestra culpa. Deberíamos haber marcado más. Creamos muchas oportunidades", señaló el técnico alemán Thomas Tuchel al término del encuentro.

"Por supuesto que estoy decepcionado. Si jugáramos este partido 100 veces, ganaríamos 99 veces", prosiguió

En los otros partidos de la jornada, el Norwich dejó de manera provisional el ultimo lugar al imponerse al Brentford (14º) por 2-1, mientras que el Crystal Palace (9º) derrotó al Wolverhampton (8º) por 2-0, segunda victoria consecutiva de los muchachos de Patrick Vieira tras ganar en Manchester al City la semana pasada.

Pese al triunfo, el Norwich destituyó a su entrenador Daniel Farke tras el partido.

Por su parte, el Brighton (6º) empató 1-1 en su campo ante el penúltimo Newcastle (19º). El delantero belga Leandro Trossard adelantó en ese partido a los locales desde el punto de penal en el 24, pero el defensa Isaac Hayden puso las tablas en el electrónico en el 66 de partido.

hap/ng/jld/iga-rsc/dr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario