DeportesEmanuel Ginobili | Basquetbol | San Antonio Spurs

El adiós del mundo del deporte a Manu Ginobili , el "Messi del básquetbol"

Los Spurs de Texas retiraron camiseta 20 en su homenaje y los más destacados atletas de la historia lo elogiaron en lo humano y profesional

En el AT&T Center, San Antonio Spurs le rindió este jueves un homenaje a uno de sus emblemas: Manu Ginóbili. La franquicia texana decidió retirar la camiseta número 20 que defendió el argentino durante 16 temporadas y con la que ganó 4 anillos de la NBA.

Sonó el himno argentino y por supuesto habló el hombre cuya carrera terminó en o mas alto a los 40 años de edad.

Embed

El bahiense se convirtió en el noveno ex jugador al que los Spurs retiraron su camiseta como homenaje. Previamente lo consiguieron Johnny Moore (00), Avery Johnson (6), Bruce Bowen (12), James Silas (13), Tim Duncan (21), Sean Elliott (32), George Gervin (44) y David Robinson (50).

A los 40 años, el argentino lo logró todo en este deporte: cuatro anillos de la NBA, un oro olímpico, una Euroliga, un palmarés lleno de títulos que, sin embargo, se queda corto a la hora de reflejar su importancia en la liga estadounidense y en el deporte argentino.

"Sos un gran embajador, de la Argentina y de todos los argentinos. Llevás nuestra bandera en alto a cada lugar al que te toca ir. Eso es más que un símbolo. Son nuestros valores, el compañerismo, el respeto y sobre todo la cultura del trabajo y del esfuerzo (...) Te queremos y admiramos", dijo a través de un mensaje el presidente argentino Mauricio Macri

"Voy a ser muy poco objetivo: para mí es el (deportista argentino) más completo de todos", lo elogió su excompañero Fabricio Oberto, con el que ganó la medalla de oro en Atenas-2004 y el anillo de la NBA en 2007.

"Es un ser humano muy especial, dentro y fuera de la pista (...) Es uno de los competidores más feroces en haber jugado nunca a este deporte. Lo hizo a un gran nivel, logró muchos éxitos, lo hizo con clase, era un gran compañero, era amado... No sé qué más puede hacer un atleta. Él lo ha hecho todo", señaló su exentrenador Gregg Popovich.

EL "MESSI DEL BASQUET"

Embed

Antes del homenaje, los Spurs ganaron 116-110 a los Cleveland Cavaliers. Luego se apagaron las luces y se encendieron los corazones.

Luis Scola, Oberto, Andrés Nocioni, Pablo Prigioni y Pepe Sánchez, entre otros miembros de la Generación Dorada, no se perdieron la fiesta. "Uno de los mejores equipos que he visto en mi vida", según Popovich. "Qué lindo fue jugar con ustedes, qué placer", reconoció más tarde el protagonista.

Veinticinco eternos minutos separaron el final del choque con el principio de la ceremonia. 25 minutos en los que no se movió ni un alma, en los que todos y cada uno celebraron a su ídolo a través de varios vídeos de sus mejores momentos en las pantallas.

"Manu era Leo Messi con una pelota de básquetbol", empezó el mítico Sean Elliot, cuyo número 32 luce al lado del 20 de Ginóbili.

"Eras único. Nadie ha sido como tú en la historia de este deporte", prosiguió por su parte el base francés Tony Parker con quien, junto a Duncan, formó el Big Three más exitoso de la historia del básquet.

También habló Duncan, el jugador más importante de la historia de la franquicia texana.

"Era tan divertido jugar a tu lado... Eras todo genio: veías todo antes que el resto, hacías cosas que nadie hacía... Eras increíble. Felicidades".

El público estalló con los tradiciones "olé, olé olé olé, Manu... Manu..."

"Esto no se suponía que iba a pasarme a mí (...) Estoy muy agradecido. Querría ir hacia cada uno de vosotros y estrecharles la mano. He tenido mucha suerte durante toda mi vida", declaró el de Bahía Blanca.

"He tenido unas cartas increíbles, solo las he jugado de la manera correcta", sentenció.

Con un tono firme y sin dudas, con el carisma que le caracteriza, fue acordándose una a una de las personas que le acompañaron a través de su carrera.

Hasta que, al hablar de sus padres, se le quebró la voz.

También cuando se refirió a su mujer, Marianela Oroño: "Significás tanto para mí que ni siquiera lo sabés. Aprendí tanto de vos... Siempre te estaré agradecido... Muchísimas gracias, sin vos no estaría aquí".

COACH NO, GERENTE PUEDE SER

En la previa a la ceremonia, Gregg Popovich, entrenador del bahiense durante toda su carrera en Estados Unidos, bromeó con respecto al futuro de su ex dirigido. "Él es demasiado inteligente para ser entrenador", soltó, entre risas, en conferencia de prensa.

En reiteradas oportunidades Manu dejó en claro que por su cabeza no ronda la idea de ser coach. Sin embargo, el director técnico dejó en el aire la posibilidad de que se sume a la estructura de la institución asumiendo un cargo como dirigente. "La tarea de entrenador es muy sacrificada. Podría ser ejecutivo", asumió.

Popovich ganó junto al escolta argentino cuatro de los cinco anillos de campeón de la NBA (2003, 2005, 2007 y 2014). Ambos forjaron una relación de admiración y amistad.

"Cuando me di cuenta del talento que tenía para jugar al básquetbol, supe que no tendría que decirle muchas cosas", reconoció Pop, quien en 2005 viajó a Bahía Blanca para conocer más sobre el pasado del argentino.

Además de la posibilidad de asumir algún cargo ejecutivo dentro de San Antonio Spurs, Manu Ginóbili también podría convertirse en un "embajador de la NBA", a raíz de su gran influencia en Latinoamérica y Europa, donde en su paso por el Kinder Bologna de Italia fue campeón de la Euroliga (ganó el premio a MVP de las finales).

HUMILDE Y TÍMIDO

Ginóbili, humilde y tímido por naturaleza, intentó retrasar su homenaje lo máximo posible. Del mejor sexto hombre de la historia a querer mantenerse en un segundo plano. Todo de la mano.

"Cuando pienso en Manu Ginóbili, pienso en grandeza... y en su eurostep", aquella acción que perfeccionó, revolucionó el básquetbol y que hoy todos utilizan, recuerda el griego Giannis Antetokounmpo, alero de los Milwaukee Bucks y máximo favorito a hacerse con el premio al Jugador Más Valioso de esta temporada.

"Realmente cambió la forma en la que se juega al básquetbol", afirma por su parte Blake Griffin, estrella de los Detroit Pistons.

"Manu Ginóbili hacía todo lo correcto para hacer a este equipo mejor. Ese carácter es realmente raro en el mundo del deporte", aclara David Robinson.

"He sido muy afortunado de tener a un modelo y a un ejemplo como él a mi lado", señala por su parte el australiano Patty Mills.

"Ginóbili será por siempre el ejemplo a seguir. La constatación cabal de que si él pudo, nosotros, y fundamentalmente nuestros hijos, también pueden. Ningún jugador es mejor que todos juntos. Hoy, por él, tenemos un espejo en donde mirarnos. #GraciasManu. Ayer, hoy y siempre", dice ESPN.

"Te agradezco de corazón todo lo que nos has dado como argentinos y lo bien que nos representaste durante toda tu carrera. Ojalá hoy tengas el mejor día de tu vida, que tanto te lo merecés", le agradece el tenista Juan Martín del Potro.

"Él es la misma persona que era hace 25 años. No ha cambiado nada en su humildad, en su carácter... Es una persona maravillosa. Hoy es muy importante por los jóvenes: habrá esta noche hoy llorando, incluido yo, y cuando ves que alguien puede generar ilusiones y sensaciones como las que él está dejando a la gente esta noche, eso es muy muy especial. Más allá de los éxitos deportivos", sentenció el italiano Ettore Messina, asistente de Popovich en los Spurs y primer entrenador de Ginóbili en el Kinder Bolonia italiano.

Dejá tu comentario