AFP

EEUU inculpa a líder de la Mara Salvatrucha de Honduras por tráfico de drogas

La justicia estadounidense inculpó este miércoles al líder de la Mara Salvatrucha (MS-13) en Honduras, Yulan Andony Archaga Carías, y a David Campbell, ambos hondureños, con los cargos de chantaje, tráfico de drogas y armas y asesinatos, anunció un tribunal de Nueva York.

La justicia estadounidense inculpó este miércoles al líder de la Mara Salvatrucha (MS-13) en Honduras, Yulan Andony Archaga Carías, y a David Campbell, ambos hondureños, con los cargos de chantaje, tráfico de drogas y armas y asesinatos, anunció un tribunal de Nueva York.

Conocido también con los alias de "Alexander Mendoza" o "Porky", Archaga, de 39 años, es uno de los 10 fugitivos más buscados por la policía federal (FBI) y la Administración de Drogas (DEA) estadounidenses. El FBI ofrece 100.000 dólares por información que pueda llevar a su detención.

Campbell, de 54 años, por su parte, está detenido en Nicaragua.

Según el fiscal Damian Williams, Archaga es el "miembro de mayor rango de la MS-13 en Honduras, responsable del tráfico de múltiples envíos de cocaína a Estados Unidos y de ordenar y supervisar violentos actos realizados para que esos envíos pudieran concretarse, entre ellos, el asesinato de rivales".

Campbell por su parte, hasta su detención, era uno de los principales proveedores de drogas y armas de Archaga, y "planeó y coordinó actos violentos" con el marero.

El director adjunto interino de la división de investigación criminal del FBI, Jay Greenberg, aseguró que la inculpación "demuestra la determinación del FBI para perseguir bandas criminales transnacionales".

Para ello, dijo, "trabajaremos con nuestros socios para encontrar fugitivos allá donde se encuentren y hacerles pagar por sus crímenes".

Para las autoridades estadounidenses, la Mara Salvatrucha, conocida como MS-13, es una "organización criminal transnacional" que realiza actos de violencia, como asesinatos, secuestros, asaltos, extorsión y tráfico de drogas a través de América Central a Estados Unidos.

Ambos traficantes se enfrentan en Estados Unidos a una pena de 40 años de cárcel o a prisión de por vida.

af/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario