AFP

Duque proclama el fin de banda narco que comandaba Otoniel

El presidente de Colombia, Iván Duque, proclamó este viernes "el final" del Clan del Golfo, la mayor banda narcotraficante del país, tras la captura del gran capo Otoniel y otros golpes a la organización.

El presidente de Colombia, Iván Duque, proclamó este viernes "el final" del Clan del Golfo, la mayor banda narcotraficante del país, tras la captura del gran capo Otoniel y otros golpes a la organización.

"El Clan del Golfo como estructura monolítica ya llegó a su final porque se rompió la cadena de mando completamente y ahí estaba altamente concentrado en la figura de alias Otoniel", aseguró el mandatario en entrevista con Colmundo Radio.

Duque celebró además la captura en los últimos días de 90 presuntos integrantes del principal cartel de la cocaína del país, cuya red de tráfico se extiende a 28 países donde opera en alianza con mafias mexicanas.

"Ahora bien, hay unos reductos que seguirán siendo enfrentados (...) o se entregan o los vamos a golpear con severidad", advirtió.

Colombia le asestó el mayor golpe al Clan del Golfo con la detención el 23 de octubre de su máximo cabecilla, Dairo Antonio Úsuga, conocido también como Otoniel.

El exguerrillero de 50 años, que también combatió junto a paramilitares de ultraderecha, fue capturado en las selvas del noroeste del país en un operativo de 500 policías y militares.

Más temprano, la fiscalía anunció la captura de casi un centenar de presuntos miembros del Clan del Golfo en ocho días de operaciones en los departamentos de Antioquia (noroeste), Atlántico (norte), Bolívar (norte), Cesar (norte), Chocó (oeste), Córdoba (norte) y Magdalena (norte).

Al menos cuatro soldados han fallecido en ataques de los narcos contra militares en represalia por los golpes a su estructura.

Según la policía, el Clan del Golfo es responsable del 30% de toda la cocaína que sale de Colombia, el mayor productor y exportador mundial de esa droga.

El centro de estudios independiente Indepaz estima que la organización cuenta con una fuerza de unos 1.600 hombres. Las autoridades calculan que ascendería 3.800 integrantes entre combatientes y colaboradores.

Recluido en una cárcel de Bogotá, Otoniel aguarda su extradición a Estados Unidos, que ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su ubicación.

Colombia vive un conflicto armado de más de medio siglo que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, narcos y agentes estatales dejando cientos de miles de víctimas.

lv/vel/rsr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario