Policialesdelincuente

Dos hermanos fueron a prisión por haber matado a un delincuente que intentó robar en su vivienda

Ambos construían su casa en el balneario, cuando este fin de semana un ladrón intentó ingresar para robar. Deberán cumplir una pena de un año de prisión efectiva.

El hecho ocurrió este fin de semana en Lagomar Norte, cuando dos hermanos redujeron y golpearon a un delincuente hasta su fallecimiento. Como resultado, ambos fueron a prisión por dos años.

Los dos hombres, de 26 y 29 años, construyen su casa desde hace un tiempo en ese balneario. Una semana atrás un delincuente ingresó a la edificación y les robó varios tipos de herramientas y materiales.

Este fin semana otro delincuente intentó ingresar en una puerta ventana a la casa, cuando uno de los hermanos dormía adentro y el otro, estaba arribando al lugar. En ese momento, ambos se percataron de que el ladrón estaba haciendo palanca con un fierro para ingresar a la vivienda.

El hermano que estaba llegando, recibió varios golpes en la cabeza por el delincuente con dicho objetivo. Al mismo tiempo, el joven de 26 años que estaba dentro, salió a socorrer a su hermano y entre los dos, lograron reducir al ladrón.

Producto de la golpiza, el delincuente de 41 años, perdió la conciencia y falleció. Según la autopsia, el ladrón murió por estrangulamiento.

Para el fiscal del caso, Fernando Valerio, este hecho no encuadra en la figura de la legítima defensa, ya que una vez que el delincuente estaba reducido y controlado, la agresión podría haber finalizado sin llegar al extremo del estrangulamiento.

Por este motivo, ambos hermanos fueron a prisión por el delito de homicidio ultraintencional, lo que quiere decir que sin tener la intención de matar ambos debieron haber previsto la muerte como consecuencia de la golpiza.

La pena que tendrán que cumplir es de un año de prisión efectiva y un año de prisión vigilada.

Por su parte el abogado penalista, Juan Fagúndez, explicó que el homicidio ultraintencional se configura cuando, sin intención de matar, la acción resulta un exceso. En este caso, entiende que no hubo legítima defensa ya que el delincuente había sido dominado físicamente.

ABOGADO LEGITIMA DEFENSA NUEVA

Por su parte, los vecinos de los hermanos dijeron a Subrayado que entendían la reacción de los hermanos, ya que ya habían sido robados.

VECINOS LEGITIMA DEFENSA

Dejá tu comentario