Internacionales

Director de clínica de fertilidad podría ser padre de 600 niños

Tras advertir las semejanzas con el médico, dos de sus hijos se sometieron a exámenes de ADN. Ahora buscan a sus hermanos.

 

Todavía no se sabe si lo hizo para ahorrar dinero o por delirio de grandeza. El médico Bertold Weinser, director de una clínica de fertilidad de Londres, usó su propio esperma para ayudar a más de 1.500 mujeres a tener un hijo, según informó el diario The Sun.

El médico dirigió la Barton Clinic desde 1940 a 1972. Recién ahora se descubrió que todas las donaciones de esperma procedían del propio Weisner. 

La historia, por demás asombrosa, se descubrió después que un abogado londinense, David Gollancz, asombrado de su semejanza con Wiesner, se pusiera a investigar sobre sus verdaderos orígenes. En este trabajo lo ayudó un documentalista Barry Stevens, que también es hijo biológico de Wiesner y que ha encontrado a otras 12 personas nacidas gracias a su esperma.

Hasta el momento se hicieron pruebas de ADN a 18 personas concebidas en la clínica entre 1942 y 1962. Según los resultados, dos tercios pertenecen a este hombre.

Se estima que el médico podría tener entre 300 y 600 hijos.  

Dejá tu comentario