PolicialesCasabó | robo | persecución

Delincuentes perseguidos por la Policía chocaron contra dos casas y derribaron varias columnas

En Pajas Blancas habían robado una camioneta. Dos familias de Casabó se quedaron sin luz y sin agua. Uno fue detenido; el otro se fugó.

El robo de la camioneta Ford Ranger se produjo a las 18 horas en camino Antártida Uruguaya y camino García, zona de Pajas Blancas. Cuando el propietario del vehículo participaba de un evento. El hijo fue quien se percató del hurto y llamó a la Policía.

Minutos después, en Burdeos y Pedrel, un patrullero ubicó a la Ford Ranger e intentó detener a sus ocupantes, pero el vehículo quiso chocar el móvil policial y se inició la persecución, que culminó en calle Cervantes casi Etiopía, en Casabó.

En la huida, la camioneta chocó contra dos viviendas. Derribó los muros y varias columnas de la luz, embistió a una perra que estaba atada en el patio de una de las casas y casi atropella a tres niños que tomaban la leche en la puerta de la otra vivienda.

Uno de los ladrones se bajó del vehículo y huyó corriendo hacia un campo. El otro fue detenido en el lugar. Tiene 25 años y estaba requerido por la Justicia de San José. Este hombre se desacató y rompió el vidrio trasero de un patrullero contra el cual golpeó su cabeza. En 2012, había sido procesado por lesiones graves.

Las dos viviendas afectadas por el choque quedaron sin luz y sin agua, según confirmaron a Subrayado las personas que viven allí, aunque este jueves de mañana ya comenzaron los arreglos de las columnas derribadas.

Las familias afectadas analizan realizar reclamos para que los daños sean reparados por alguna vía.

Dejá tu comentario