AFP

Cuatro detenidos más por la muerte de una periodista en Irlanda del Norte

Cuatro hombres fueron detenidos el miércoles en Irlanda del Norte en relación con el asesinato de la periodista Lyra McKee, que murió en abril de 2019 de un disparo durante enfrentamientos entre disidentes republicanos y fuerzas de seguridad, informó la policía.

Cuatro hombres fueron detenidos el miércoles en Irlanda del Norte en relación con el asesinato de la periodista Lyra McKee, que murió en abril de 2019 de un disparo durante enfrentamientos entre disidentes republicanos y fuerzas de seguridad, informó la policía.

Los sospechosos, de edades comprendidas entre 19 y 33 años, fueron detenidos en Londonderry, ciudad situada en la frontera con la República de Irlanda, informó la policía norirlandesa en Twitter.

"Estas detenciones representan la culminación de una detallada investigación de dos años sobre el asesinato de Lyra y los acontecimientos que lo precedieron", explicó el responsable policial Jason Murphy.

A mediados de febrero de 2020, un sospechoso de unos 50 años, Paul McIntyre, fue imputado de asesinato. Según su abogado, su implicación consistió en recoger los casquillos de bala tras el asesinato, pero no fue quien disparó.

El arma homicida fue encontrada e identificada a mediados de junio.

Posteriormente, en julio de 2020, un hombre de 27 años fue imputado de infracciones a la ley sobre las armas de fuego.

McKee, de 29 años, murió de un disparo el 18 de abril de 2019 en la zona católica de Creggan, en Londonderry.

Un grupo republicano disidente, el Nuevo IRA, admitió la responsabilidad de su muerte en una declaración a The Irish News, argumentando que la periodista estaba "junto a las fuerzas enemigas", en referencia a la policía. El grupo transmitió "disculpas sinceras y sin reservas" a los familiares de McKee.

Su muerte causó gran conmoción en Irlanda del Norte, reviviendo el recuerdo de tres décadas de sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes, y en el que también participó el ejército británico.

El conflicto, que dejó unos 3.500 muertos, terminó con el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, que exigía la retirada de las fuerzas británicas y el desarme del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Pero siguen activos grupos disidentes como el Nuevo IRA, creado en 2012, que luchan por la reunificación de la isla de Irlanda.

spe-acc/mar

Twitter

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario