Internacionales

Cruz Roja recibió hoy el Premio Príncipe de Asturias

Es la organización más grande del mundo y asiste a millones de personas. Aquí en Uruguay realiza la campaña de la frazada junto a Canal 10

 

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, galardonado hoy con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2012, es la red humanitaria más grande del mundo.

Entre las operaciones de más envergadura acometidas por la Cruz Roja en los últimos años figuran las de Afganistán, Somalia, Irak y Sudán. También ha prestado ayuda en desastres naturales como los que asolaron Haití, Indonesia y Japón; y en conflictos como los de Libia y Siria.

Según el último informe de actividad del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), correspondiente a 2010, ese año la organización proporcionó ayuda alimentaria a más de 4,9 millones de personas, así como artículos domésticos esenciales y productos de higiene a 4,7 millones.

Los proyectos de abastecimiento de agua, saneamiento y construcción beneficiaron a más de 9,9 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, mientras que casi 5,2 millones de pacientes recibieron atención médica en centros de salud apoyados por el CICR.

Dedicada a prevenir y aliviar el sufrimiento humano en situaciones de conflicto armado y de emergencia, se compone de tres elementos clave: el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que se ocupa sobre todo de las víctimas de los conflictos armados; la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja -que coordina la asistencia-; y 188 Sociedades Nacionales.

Su ideario se resume en siete principios: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, carácter voluntario, unidad y universalidad.

La historia de esta organización comenzó en junio de 1859, cuando un empresario suizo llamado Henry Dunant quedó horrorizado ante la visión de miles de soldados heridos que yacían en el campo de batalla de Solferino, en el norte de Italia.

En 1863 fundó el Comité Internacional para el Auxilio a los Heridos, que luego se convirtió en el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR); y al año siguiente consiguió que 16 países firmaran la Primera Convención de Ginebra, un texto que establecía la obligatoriedad de los Estados firmantes de permitir la evacuación de los militares heridos.

Tras la II Guerra Mundial, una conferencia diplomática aprobó los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que se incluyeron, por primera vez, disposiciones relativas a la protección de civiles en tiempo de guerra.

Inspirándose en la bandera suiza, la organización adoptó como emblema una cruz roja sobre fondo blanco, al que se sumó en 1876 la media luna roja.

En 2006 se sumó a ellos, el cristal rojo -un cuadrado de color rojo apoyado en una de sus puntas-, con el fin de que fuera utilizado por aquellos países que no reconocen ni la cruz ni la media luna rojas por connotaciones religiosas, culturales o políticas.

La Cruz Roja, además de atender a víctimas de conflictos armados, presta auxilio en todo tipo de catástrofes y situaciones de emergencia y realiza acciones en pro del bienestar social.

Cuenta con más de 97 millones de personas, entre voluntarios, colaboradores y personal empleado, y está presente en 188 países (la última sociedad nacional en incorporarse ha sido Chipre, en febrero de 2012).

La Cruz Roja ha obtenido en tres ocasiones el Premio Nobel de la Paz (1917, 1944 y 1963), además del que recibió su fundador en 1901.

El Día Mundial de la Cruz Roja se celebra cada año el 8 de mayo, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Henry Dunant. EFE

 

 

 

 

Dejá tu comentario