Nacional

Cronista policial asaltado fue reportero de su propia rapiña

El episodio que tuvo que vivir el cronista policial Santiago Bernaola; fue asaltado por dos delincuentes que lo balearon en el codo. Contó su experiencia en Twitter.

 

Esta vez, el cronista policial Santiago Beraola tuvo que narrar su propio calvario. Fue víctima de una violenta rapiña en horas de la madrugada cuando salía de su casa para ir a trabajar a Canal 4. Le pudo costar la vida.

Como todas las mañanas, Bernaola salió 5.30 de su domicilio en La Paz a tomar el tren. Antes, se dirigió al contenedor de basura para arrojar las bolsas tal como lo hace todos los días y en ese momento fue sorprendido por dos hombres que lo encañonaron para robarle sus pertenencias.

Tras encañonarlo, lo llevaron a un terreno baldío a pocos metros de donde había sido abordado por los delincuentes. Lo encañonaron y le quitaron unos 500 pesos y un teléfono celular, además de un pendrive.

Comenzaron un forcejeo que desencadenó en que el delincuente que tenía el arma apoyada en el pecho del periodista accionara el gatillo en dos oportunidades. La bala no salió y Bernaola pensó que el revólver no funcionaba. Esas dos balas que no salieron e iban directo al corazón le salvaron la vida.

Los forcejeos continuaron, la víctima recibió un culatazo en su cabeza y en el forcejeo el delincuente logró disparar el arma. Esta vez la bala fue disparada y le ingresó en el codo, próxima al inicio del húmero.

Antes del disparo el cómplice del rapiñero, muy nervioso y alterado según el relato del propio bernaola, le gritaba a su compañero: "dale, quemaolo, quemalo".

Bernaola fue ingresado a Médica Uruguaya donde fue intervenido quirúrgicamente para extraerle la bala de su brazo. Ahora tendrá al menos 20 días de reposo y fisioterapia.

El periodista, que acostumbra a usar el twitter, construyó hoy su propia crónica: "Mi propia crónica irónica. Me asaltaron y me balearon en un brazo", dice uno de los tw; "Acá estoy en el médico con una bala 38 alojada en el codo"; "Para saber la impotencia que se siente no hay como vivirlo de cerca"; " Divino. Por un celular nokia de mierda y la módica suma de 500 pesos me comí una bala 38, ahora tengo plombemia"; "todo bien. Estoy bien; frustrado y con ganas de tomar mate"; "gracias a todas y a todos", fueron algunos de sus comentarios. 

Dejá tu comentario