PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Colombia extradita a EEUU a "Otoniel", su mayor capo de la droga

El mayor narcotraficante de Colombia, "Otoniel", jefe del Clan del Golfo, fue extraditado el miércoles a Estados Unidos para ser juzgado por un tribunal de Nueva York, dijo el presidente Iván Duque.

04 de mayo de 2022, 22:50hs

El mayor narcotraficante de Colombia, "Otoniel", jefe del Clan del Golfo, fue extraditado el miércoles a Estados Unidos para ser juzgado por un tribunal de Nueva York, dijo el presidente Iván Duque.

"Ha sido extraditado Dairo Antonio Úsuga alias Otoniel, (...) un asesino de líderes sociales, abusador de niños, niñas y adolescentes, asesino de policías y uno de los más peligrosos criminales del planeta", anunció el mandatario en una declaración pública desde la sede de gobierno.

Acompañado por la cúpula militar y algunos ministros, Duque describió a Otoniel como un "delincuente" de alcance mundial y "solamente comparable con Pablo Escobar", el barón de las drogas abatido en 1993.

Otoniel fue llevado en una nutrida caravana policial desde su lugar de reclusión hasta un aeropuerto militar a las afueras de la ciudad, donde fue embarcado en un avión de la agencia antidrogas DEA.

Imágenes divulgadas por la prensa local lo muestran esposado de manos y sentado en un avión. Lo acompañan policías colombianos y un funcionario de Interpol.

Otoniel fue detenido en octubre de 2021 tras una intensa persecución de meses por las selvas cercanas a Panamá, en el noroeste del país.

Hasta entonces, comandaba el Clan del Golfo, responsable del 30% (unas 300 toneladas) de las exportaciones de cocaína del mayor productor mundial de esa droga.

La justicia colombiana también lo acusa de homicidio, terrorismo, reclutamiento de menores, secuestro, delitos sexuales entre otros crímenes que cometió cuando fue guerrillero y paramilitar, antes de convertirse en el narco más buscado del país.

Las víctimas habían solicitado la "suspensión" de la extradición, alegando su derecho a conocer la verdad y a ser reparadas. Pero la justicia colombiana dio luz verde a su extradición este miércoles, según informó la defensa de Úsuga a la AFP.

"Este bandido fue extraditado para cumplir las penas de narcotráfico en los Estados Unidos. Pero quiero dejar claridad que, una vez cumpla esas condenas, regresará a Colombia a pagar por los crímenes que cometió en nuestro país", señaló Duque.

"No respetaron el sentimiento de las víctimas", se quejó Marina Sanmiguel, esposa de José Valencia, un despachador de aviones que fue asesinado en 1997 en la población de Mapiripán durante una incursión paramilitar. Otoniel "podría ser una persona clave para ir esclareciendo realmente qué fue lo que pasó", añadió la viuda a la AFP.

Con un pie de fuerza de unos 1.600 combatientes, el Clan del Golfo hace presencia en casi 300 (de los 1.100) municipios, según el centro de estudios independiente Indepaz.

Para el gobierno, la captura y posterior extradición de Otoniel es el golpe más contundente que ha recibido el narcotráfico desde la muerte de Escobar.

Depredador sexual -

Nacido en una familia campesina del noroeste de Colombia, Úsuga ha sido señalado por las autoridades de abusar de niñas y adolescentes en sus zonas de injerencia.

En 2017 había anunciado su intención de llegar a un acuerdo para someterse a la justicia, pero el gobierno contestó con una feroz persecución.

El Clan ha sido diezmado por una serie de golpes de las autoridades contra el círculo cercano de Otoniel. Tras su captura, Duque proclamó el principio del fin de la que es considerada la mayor banda narco del país.

Sus integrantes aún realizan ataques esporádicos contra la fuerza pública. El más reciente mató a seis soldados en uno de sus fortines.

Otoniel pasó a encabezar el grupo tras la muerte de su hermano Juan de Dios, "Giovanni", en enfrentamientos con la policía en 2012. Se inició en las armas como guerrillero del Ejército Popular de Liberación, una guerrilla marxista desmovilizada en 1991.

Tras entregar las armas, combatió en grupos paramilitares de extrema derecha que sembraron terror en los años noventa con masacres y atrocidades cometidas en su lucha contra las guerrillas de izquierda radical.

El grueso de estos grupos de autodefensas se desmovilizaron en 2006 tras acordar con el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010). Pero 'Otoniel' decidió mantenerse en la ilegalidad.

Después de medio siglo de lucha contra el narcotráfico, Colombia sigue siendo el principal productor mundial de cocaína.

Estados Unidos, mayor consumidor de la droga que exporta Colombia, acusa a Otoniel y su organización de ingresar al menos 73 toneladas de cocaína en su territorio entre 2003 y 2012.

jss-lv-das/vel/gm

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario