Policialesincautación de droga

Cinco bolivianos enviados a prisión preventiva tras incautación de 400 kg de cocaína

También se incautaron nueve celulares, 27 mil dólares, reales y pesos argentinos, bolivianos y uruguayos. No se encontraron armas.

Cinco ciudadanos bolivianos fueron enviados a prisión preventiva mientras continúa la investigación, que podría vincular el caso con el de la avioneta abandonada en Paysandú en el mes de setiembre.

La Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas llevó adelante durante seis meses una investigación denominada "Apia", a raíz de una denuncia recibida al 0800 21 21 de la policía.

El seguimiento fijo comenzó a tres ciudadanos bolivianos señalados por la denuncia y permitió establecer que se visitaban constantemente, y almorzaban con asiduidad en un restaurante de Ciudad Vieja, sin una motivación definida. Posteriormente llegó al país un matrimonio, que se sumó al grupo inicial.

Con toda la información disponible, en la tarde del viernes se allanaron seis apartamentos ubicados en los barrios de Pocitos y Carrasco, en los que se detuvo a tres de los cinco investigados. Los otros dos fueron detenidos en la vía pública en operativos coordinados que se realizaron de forma simultánea.

El principal hallazgo fue en una vivienda del barrio privado Cumbres de Carrasco. La policía incautó 392 kilos de cocaína prensados en 370 ladrillos, que se encontraron escondidos debajo de una cama. También nueve celulares, 27 mil dólares, reales y pesos argentinos, bolivianos y uruguayos. No se encontraron armas.

La finca había sido alquilada por uno de los bolivianos, por un plazo de cuatro meses, con la excusa de la realización de un negocio de inseminación genética de ganado en Uruguay.

Hay cinco personas detenidas, todas de ciudadanía boliviana. Son cuatro hombres y una mujer de entre 50 y 59 años, sin antecedentes penales.

Fueron imputados el sábado por la tarde por la fiscalía de estupefacientes de 1°turno a cargo de la dra. Mónica ferrero, y la jueza penal María Elena Mainard dispuso prisión preventiva por 240 días tal como lo había solicitado la fiscal. Hay otras personas vinculados al caso que están siendo intensamente buscados por la policía.

Se presume que la droga habría llegado al país el viernes por vía aérea, porque lo incautado se corresponde al peso que puede transportar una avioneta de pequeño porte.

Actualmente la fiscal de estupefacientes Mónica Ferrero investiga la posible relación de este caso con el de la avioneta encontrada en Paysandú el 15 de setiembre, para determinar si éste era su cargamento.

Se cree que la cocaína vino desde Bolivia y tenía como destino Europa pero la información no fue proporcionada para preservar la investigación, que sigue en curso.

Dejá tu comentario