AFP

Cinco aspectos clave de la guerra de Kosovo

El "comandante Cali" se convirtió este miércoles en el primer dirigente del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) en ser juzgado por crímenes de guerra cometidos durante el conflicto con las fuerzas serbias, por un tribunal especial con sede en La Haya.

El "comandante Cali" se convirtió este miércoles en el primer dirigente del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) en ser juzgado por crímenes de guerra cometidos durante el conflicto con las fuerzas serbias, por un tribunal especial con sede en La Haya.

Salih Mustafa, de 49 años, está acusado de detención arbitraria, trato cruel, tortura y asesinato.

He aquí algunos aspectos sobre la guerra entre 1998 y 1999, que facilitó el camino hacia la independencia de Kosovo, apoyada por la mayor parte de los países occidentales, pero jamás aceptada por Serbia y sus aliados, Rusia y China.

- Antes del conflicto -

En la ex-Yugoslavia, Kosovo era una provincia perteneciente a Serbia, una de las seis repúblicas que integraban la Federación.

Esta región, con población mayoritariamente de origen albanés, disfrutaba por entonces de un estatuto especial, que le brindaba el derecho a formar su propio gobierno y estar representada en el Parlamento y la presidencia de la Federación.

Esta provincia además controlaba su educación, justicia y policía.

En marzo de 1989, en vísperas de la sangrienta desintegración de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, entonces presidente serbio, revocó la autonomía kosovar.

Esta decisión provocó enormes manifestaciones de la población albanesa en toda la provincia y choques con la policía que provocaron 24 muertos, entre ellos dos agentes de las fuerzas de seguridad.

- Resistencia no violenta -

Los albano-kosovares que negaron lealtad al régimen de Milosevic perdieron sus trabajos en escuelas, hospitales, medios de comunicación, en la policía o en las fuerzas de seguridad.

El secretario de la Unión de Escritores kosovares, Ibrahim Rugova, bautizado como el "Gandhi de Kosovo", lanzó un movimiento de resistencia pacífica creando estructuras estatales paralelas.

Fundó un gobierno que funcionaba en la sombra, el cual proveía a la población los servicios esenciales a domicilio (educación, salud) durante la casi totalidad de la década de 1990, sobre todo financiados por la diáspora.

- El comienzo de la guerra -

En 1997 surgió una guerrilla separatista, el UCK, que criticaba al movimiento no violento por considerarlo ineficaz.

En marzo de 1998, Belgrado lanzó su primera ofensiva contra el UCK en la región central de Drenica, entre los principales bastiones independentistas.

Tras varias horas de asedio, las fuerzas serbias atacaron las casas donde se había atrincherado el comandante Adem Jashari, en la aldea de Prekaz. Unos 80 albaneses, la mitad miembros de su familia, fueron asesinados por los serbios.

Se considera esta masacre como el desencadenante del comienzo de la guerra.

- Atrocidades -

Murieron alrededor de 13.000 personas, de ellas unos 11.000 albaneses, en su mayor parte civiles. Se registraron numerosos casos de torturas. Y, centenares de miles de civiles fueron desplazados.

Belgrado intentó encubrir sus crímenes de guerra enterrando miles de cadáveres en fosas comunes, algunas ubicadas en la propia Serbia.

Tras la caída de Slobodan Milosevic, en 2000, los restos de centenares de albaneses fueron encontrados en una base de una unidad especial de la policía, cercana a Belgrado, otras decenas más en un centro de esta misma entidad ubicada en el este de Serbia, y otros en las cercanías de un lago en el oeste.

El Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia (TPIY), establecido por la ONU en La Haya, condenó a quien fuera viceprimer ministro serbio, Nikola Sainovic, a 18 años de prisión por crímenes de guerra durante este conflicto. Cinco altos oficiales de la policía y el ejército también fueron sentenciados.

- Los crímenes del UCK -

El TPIY no condenó a ningún líder de la guerrilla kosovar.

Pero el UCK está acusado del secuestro y desaparición de por lo menos 500 civiles, en su mayoría serbios, gitanos y albaneses considerados opositores, de acuerdo a un informe del Consejo de Europa de 2011.

El tribunal especial, creado en 2015, investiga los presuntos crímenes cometidos por los dirigentes del UCK, muchos de los cuales ocuparon altos cargos en la posguerra.

Entre ellos, el expresidente Hashim Thaçi, considerado el hombre más poderoso de Kosovo antes de su inculpación, el año pasado.

En el momento de su detención, en septiembre de 2020, Salih Mustafa, un excomandante en la región de Llapi (norte) era funcionario del ministerio de Defensa.

El tribunal especial, financiado por la Unión Europea (UE) e integrado por magistrados internacionales, es una instancia regida por el derecho kosovar, cuya sede está en La Haya para una mejor protección de los testigos.

- El fin de la guerra -

La represión contra civiles albaneses desencadenó una campaña de bombardeos por parte de la OTAN, que obligó al hombre fuerte de Belgrado a retirar las tropas serbias.

Entonces, Kosovo quedó bajo administración de la ONU. En 2008, la exprovincia serbia declaró de manera unilateral su independencia con apoyo de Estados Unidos, lo que Belgrado nunca ha aceptado.

ih/ev/age/pc/mar

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario