InternacionalesETA | Josu Ternera

Cayó en Francia Josu Ternera, histórico líder de la organización terrorista vasca ETA

La Policía lo cercó en el hospital en el que estaba recibiendo tratamiento por el cáncer que padece. Era buscado por un asesinato masivo de 1987

El ex jefe político de ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, más conocido como Josu Ternera, fue detenido este jueves en Francia tras llevar mas de 16 años prófugo de la justicia española.

La investigación que ha permitido localizar Josu Ternera se inició con el control de un antiguo colaborador del dirigente etarra, según detallan fuentes policiales.

El seguimiento sobre esta persona llevó a los agentes de la Guardia Civil hasta las primeras pistas de lo que las fuentes consultadas describen como la "cuestión médica", en referencia a los problemas de salud que arrastraba el antiguo jefe político de la banda armada y que hacía suponer a los investigadores que recibía tratamiento.

Según los medios españoles, el exdirigente etarra padece cáncer.

Estaba recibiendo tratamiento bajo una identidad falsa.

El operativo, realizado por la DGSI (el servicio de inteligencia francés) y la Guardia Civil, ha sido bautizado Operación Infancia robada, en alusión al atentado por el que las autoridades españolas le buscan desde 2002, y en el que fueron asesinadas 11 personas, 6 de ellas menores de edad, en 1987.

El terrorista vivía cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno, según informa la Guardia Civil, que destaca en un comunicado la "escasa distancia" de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia. Hace dos años fue visto en el sur de Francia, aunque, según fuentes policiales, se frustró su detención.

Líder entre finales de 1970 y finales de 1980 de la organización separatista vasca armada, disuelta hace un año, a Ternera se le consideró el ideólogo de la estrategia del terror emprendida en los años 1980 antes de decantarse por promover las fracasadas negociaciones de paz con el Estado español.

A sus 68 años, era "el militante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses", aseguró el ministerio del Interior español en un comunicado.

La detención fue fruto de la cooperación entre la Guardia Civil y la Dirección General de la Seguridad Interior Francesa (DGSI). "La cooperación franco española vuelve a demostrar su eficacia", celebró en un tuit el jefe de gobierno español Pedro Sánchez.

- El estratega del terror -

Fundada en 1959 bajo la dictadura de Francisco Franco, ETA protagonizó mas de 40 años de violencia por la independencia del País Vasco y Navarra que dejaron un rastro de al menos 853 víctimas mortales.

Acorralada por la presión policial en España y Francia, en octubre de 2011 anunció el fin de la lucha armada y se acabó disolviendo en mayo de 2018.

Fue Ternera quien puso voz a la "declaración final" que cerró la historia de la banda.

Al parecer gravemente enfermo, Josu Ternera llevaba huido desde 2002 de la justicia española, que lo vincula con un atentado con bomba en 1987 en un cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza que mató a 11 muertos, entre ellos cinco niños.

Muy influyente dentro de la organización, se le atribuye la adopción de la estrategia de atentados con coches bombas en los años 1980, los más mortíferos en la historia de ETA, con la que querían forzar a negociar al gobierno español.

Detenido en Francia en 1989, fue extraditado a España en 1996 y cumplió cuatro años en prisión, tras los que fue liberado.

En esos tiempos fue elegido diputado por Euskal Herritarrok, que incluía el partido separatista radical vasco Herri Batasuna, considerado por muchos como el brazo político de ETA.

Recuperada la libertad, huyó de la justicia en 2002 después de que el Tribunal Supremo lo citara por su presunta implicación en el atentado de 1987.

- Partícipe de las negociaciones -

A pesar de su historial, Ternera promovió las fracasadas negociaciones de paz en Argelia en 1989 y tuvo un papel preponderante en las conversaciones de 2005 con el ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

ETA declaró una tregua en marzo de 2006, con Ternera haciendo de interlocutor con el representante del gobierno español pero fue apartado de la cúpula de la organización por partidarios de la línea más dura.

El proceso fracasó: en junio de 2007, después de un atentado en el aeropuerto de Madrid con dos víctimas, ETA declaró terminada la tregua oficialmente y las fuerzas de seguridad arremetieron con sucesivos golpes policiales contra la organización que se quedaría sin apenas capacidad operativa.

Durante ese tiempo, el responsable de Interior español fue el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido el pasado viernes y despedido entre homenajes de toda la clase política española.

La disolución de ETA no ha culminado con los esfuerzos policiales contra la organización, con más de 350 crímenes todavía sin resolver.

De acuerdo con el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, Ternera es reclamado en España y Francia.

La Audiencia Nacional de Madrid está preparando su solicitud de extradición hacia España, donde se le implica en el atentado de Zaragoza y en el asesinato del director en España de la compañía de neumáticos francesa Michelin, entre otras causas, según este tribunal.

Dejá tu comentario