SociedadBPS | asignaciones familiares | educación

Casi 9.800 beneficiarios corren riesgo de perder su asignación familiar

Los responsables de los estudiantes de Primaria, Secundaria y UTU tienen plazo hasta el 31 de julio para certificar la concurrencia a clases.

El Banco de Previsión Social (BPS) detectó 9.732 beneficiarios de las asignaciones familiares que no figuran en nóminas de estudiantes y exhorta a los padres o tutores a regularizar la situación.

Los responsables de los beneficiarios deberán certificar ante el BPS la inscripción en centros de educación Primaria, Secundaria, UTU o instituciones de educación no formal.

Tienen plazo hasta el 31 de julio, se indica en la página del BPS.

De no comprobarse la inscripción, se suspenderá el pago de las asignaciones familiares a partir de setiembre.

La constancia presentada luego de la fecha habilitará la transferencia a la familia de inmediato.

Según el cruce de información, 9.732 beneficiarios de entre 5 y 17 años no están registrados.

Puede verificarse en línea en la página, bajo la sección “Consulta de inscripción y asistencia a centros de enseñanza”; por el teléfono 1997; o en las sucursales.

El BPS indica que un 25% de tiene edad edad de asistir a Primaria y un 75% a centros de nivel medio.

Además, especifica que en caso de suspenderse la asignación, solo un 62% de las familias mantendría el beneficio, posiblemente por medio de un hermano que sí se encuentra en situación regular. El resto, dejaría de percibir asistencia por completo.

Dejá tu comentario