Nacional

Carta de la madre de la niña de 4 años que debe volver a España

La mujer repudió el fallo que determinó que su hija debe regresar a su país de origen donde vive su padre, y lo calificó como “injusticia”.

María es la madre de la niña de cuatro años, que denuncia que su hija fue abusada sexualmente por el padre. En una carta pública, la mujer repudió el fallo de la justicia uruguaya que determinó que la menor debe regresar a España.

Calificó como “injusticia” el fallo del Tribunal de Apelaciones de Familia de 1º Turno que dictaminó el jueves 22 que su hija debe regresar a su país de origen, donde reside su padre.

“Me equivoqué en pensar que algún día él podía cambiar, en pensar que una relación era 'aguantar'. Me deje de lado, me olvidé de mí. Me siento culpable, porque por estas cosas lo terminó pagando el ser más amado de mi vida, mi pequeña hija”, escribió la mujer.

Y se cuestionó: “¿De qué sirvió que mi pequeña guerrera lo contara? ¿de qué sirvió que se revictimizara frente a cada prueba que tuvo que dar? ¿cómo no alcanza todo lo que dijo para que la cuiden y dejen tranquila en el lugar donde se sintió segura y protegida para contarlo?”.

“Sólo alguien que haya pasado por esto sabe el dolor, la impotencia, el desgarro, la angustia que genera que lastimen a un hijo, que abusen de él”, expresó María.

Agradeció “todo el apoyo de tanta gente que de una manera u otra nos demostraba su cariño y el repudio por esta decisión”. Aseguró que “todos han sido farolitos de luz en un momento de muchísima oscuridad”.

“En medio de tanto dolor y nervios, esta red que se armó de contención alrededor nuestro me hizo darme cuenta que no sólo mi familia y yo veíamos esto como una injusticia, ¡sino que miles de personas apoyaban lo mismo!”, agregó.

“Quiero agradecer desde lo más profundo de mi corazón a cada una de esas personas que están ahí apoyándonos y sintiendo lo mismo que sentimos nosotras, que esto es una injusticia”, enfatizó.

Alertó de las consecuencias negativas que tendrá para el desarrollo de su hija, que regrese a España, donde vive su padre.

“Yo sólo espero que lo que le pasó a mi hija sirva para que esto no vuelva a ocurrir, que no se vuelva a dejar solo y desprotegido a un niño que gritó su verdad, y que los niños que no pudieron hacerlo, ¡ahora si puedan! Y que se les crea, se los respete, ayude y se les den las herramientas necesarias para salir adelante, no que se les de la espalda y se los mande a su país de 'origen' para que las cosas se resuelvan ahí sin pensar en todas las consecuencias negativas que eso nos va a traer”, afirma en la carta.

Dejá tu comentario