Nacional

Cardoso fue al juzgado y se desvinculó de las maniobras de Sanabria

El diputado dijo al juez y al fiscal que el negocio de Sanabria nada tiene que ver con el Partido Colorado y que habló con él antes de estar requerido

El diputado del Partido Colorado por Maldonado, Germán Cardoso, se presentó este lunes ante el juez Marcelo Souto para desvincularse de las maniobras que realizó Francisco Sanabria, propietario del Cambio Nelson y diputado suplente de Cardoso.

También desvinculó al Partido Colorado de los hechos que derivaron en el cierre de Cambio Nelson y en la fuga al exterior de Sanabria, ahora prófugo de la Justicia.

Sanabria cerró la casa de cambio y dejó a cientos de particulares y empresas con sus depósitos (ilegales) adentro.

Cardoso emitió un comunicado este lunes de tarde en el que asegura además que el viernes 17 de este mes se contactó con Sanabria para pedirle que renuncie a la suplencia en la Cámara de Representantes y a todos los cargos que ostentaba en el Partido Colorado.

Dice que esas renuncias se concretaron el jueves 23 y que las veces que habló con Sanabria aún no estaba requerido por la Justicia.

“Ante los hechos de pública notoriedad vinculados a Cambio Nelson y Francisco Sanabria, resolví por mi propia voluntad presentarme y ponerme a disposición del juez y el fiscal competente, dejando de lado las prerrogativas vinculadas a mi cargo, para poder colaborar en todo lo que pueda con la investigación que llevan adelante, lo que concreté en el día de la fecha”, dice el comunicado.

“En la oportunidad, dejé en claro que acá no hubo ningún hecho que se vincule con la actividad política, con el Partido Colorado o con la actividad de Sanabria como mi suplente ante la Cámara de Representantes. Por tanto, que todo lo ocurrido responde al desempeño de su labor en la actividad comercial privada”, agrega Cardoso.

“En la instancia narré al fiscal y juez que hace varios días, concretamente el viernes 17 de febrero -cuando todos los locales de Cambio Nelson estaban abiertos-, al enterarme que tenía problemas con la actividad vinculada con la red de cobranzas que funcionaba en su negocio, hablé con él y le pregunté sobre el alcance de esa situación. Me reconoció que tenía dificultades, ante lo cual entendí que, si iban a estar comprometidos particulares, terceras personas, que usaban esa red de cobranzas para realizar diversos pagos, lo mejor para desvincular de tal situación al Partido Colorado y a la representación ante la Cámara de Diputados, era que renunciara”, indica Cardoso.

“Sanabria aceptó y me dijo que de inmediato iba a redactar las notas y me las haría llegar. Pasados los días, finalmente el 23 de febrero envió las cartas de renuncia que fueron presentadas tanto ante el Partido Colorado como la Cámara de Representantes”, dice el diputado.

“Transmití al fiscal y juez actuante mi especial interés -ante algunos dichos maliciosos- en precisar que Sanabria se había contactado conmigo para decirme que hacía días que tenía las notas firmadas y que me las estaba enviando, sin estar requerido y cuando se encontraba en Uruguay”, sostiene Cardoso.

“Asimismo, dejé en claro que es absolutamente falso que sea cuñado de Francisco Sanabria. Estoy casado en únicas nupcias con María Noel Ortiz –como todo Maldonado lo sabe- con quien tengo una hija de 11 años”, finaliza Cardoso.

HAY QUE ECHARLO. El senador colorado José Amorín dijo que el Partido debe echar a Sanabria y no simplemente aceptar su renuncia.

Dejá tu comentario