Política Afganistán | Cancillería | Kabul

Cancillería condenó el atentado terrorista cerca del Aeropuerto de Kabul

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó la situación de "inestabilidad, inseguridad y deterioro institucional que vive Afganistán".

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó la situación de inestabilidad, inseguridad y deterioro institucional que se está viviendo en Afganistán y entienden que hay una evidente "falta de respeto por los derechos humanos de la población Afgana".

En un comunicado emitido por Cancillería, las autoridades uruguayas expresaron su más "firme condena al cruel atentado terrorista perpetrado esta tarde en las proximidades del Aeropuerto de Kabul, y que ha dejado un alto número de víctimas mortales y heridos".

Sobre esto, se manifestó que es "inaceptable la violencia creciente que se ejerce contra las mujeres y las niñas, que padecen la amenaza de ver cercenadas sus posibilidades de desarrollo personal, su derecho a una vida digna y sus libertades fundamentales".

"Los derechos humanos deben ser respetados por todos los Estados. Afganistán, como Estado Parte de la Convención internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y de la Convención sobre Derechos del Niño, debe respetar y garantizar el pleno cumplimiento de estos derechos y honrar sus obligaciones internacionales", agrega el comunicado.

El gobierno uruguayo "reitera enfáticamente su llamado a quienes ejercen el poder actualmente en Afganistán para que se garantice a toda la población y, en particular, a las mujeres y las niñas, el goce de sus derechos y libertades fundamentales. Asimismo, apoya el rol de vigilancia y monitoreo de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en el país, con el fin de proteger y dar apoyo a quienes son objeto de ataques, persecuciones y violaciones de sus derechos, así como para asegurar la posibilidad de que todos los extranjeros y afganos que así lo deseen puedan abandonar libremente el territorio del país".

Comunicado de prensa 152-21.pdf

Dejá tu comentario