Internacionales

Barron Trump "troleado" en redes sociales por ser el hijo del presidente

El hijo menor de clan sufre en carne propia la notoriedad familiar. Pero le salió una impensada defensora: Chelsea Clinton

El pequeño Barron Trump -el hijo más pequeño del presidente de Estados Unidos- viene sufriendo en carne propia la crueldad en las redes sociales.

Durante la asunción presidencial en Washington DC, millones de personas pusieron el foco en la cara de aburrimiento de Trump junior.

Las fotografías del único hijo del mandatario con su actual esposa, Melania Trump, corrieron como la pólvora por las redes sociales.

las mofas fueorn in crescendo desde que su padre ganó las elecciones el 8 de noviembre.

Por ejemplo la actriz Julie Bowen, Claire Dunphy en la serie Modern Family, fue acusada por otros internautas de buylling por publicar varias imágenes del pequeño en su cuenta de Instagram para lamentar la llegada del nuevo presidente.

Los Trump saben que será inevitable el acoso a Barron, por lo cual decidieron mantenerlo lejos de los focos que rodean la Casa Blanca: hasta que termine el curso escolar se va a quedar a vivir en Nueva York con su madre.

Una inesperada defensora del niño fe Chelsea Clinto, hija de Bill y Hillary, quien ocupó la Casa Blanca por dos largos períodos.

Sufrió el maltrato global desde 1993 a 2001, sin siquiera vislumbrar el poder de veto inmediato que tienen hoy las redes sociales

“Barron Trump se merece la oportunidad que todo niño se merece de tener una infancia”, ha escrito Chelsea Clinton, de 36 años, en su cuenta de Twitter.

Dedicó algunos mensajes destinados a sus 1.2 millones de seguidores, muchos de ellos en activo ataque contra el hombre que frustr{o las aspiraciones de s madre de alcanza la presidencia de la República.

“Defender a cada niño también significa oponerse a las políticas de @POTUS [la cuenta en Twitter del presidente de EE UU] que les hieren”, termina su tuit la ex primera hija.
El doble mensaje no ha gustado a muchos de sus seguidores, que la han llegado a calificar de “hipócrita”.

Chelsea tenía 13 años cuando en un programa de televisión se la comparó con un perro.

“Estoy agradecida por no recordar exactamente la frase. Afortunadamente, he crecido ante la mirada pública y supe que tener una piel gruesa era una habilidad de supervivencia”, dijo sobre el asunto en una entrevista en 2012.

 

 

Dejá tu comentario