Nacional

Baja del IVA: mujiquismo excluirá whisky, autos y TV plasmas

El texto que ingresará al Parlamento el jueves tendrá debate dentro del propio gobierno. El MPP planteará sacar de la lista de beneficios a los artículos suntuarios

 

La pulseada por la rebaja del IVA fue ganada por Danilo Astori en su carácter de jefe del equipo económico, pero aunque el presidente José Mujica sostenga que dio todo su apoyo al proyecto su sector, el Movimiento de Participación Popular, planteará cambios al texto desde su ingreso al Parlamente este jueves.

En principio, los legisladores del MPP plantearán que la rebaja de 2% del Impuesto al Valor Agregado no incluya a los televisores LCD, el whisky, los vehículos y otros artículos suntuarios, según la información de El País.

El Partido Comunista y el sector de Mujica apoyaban otro tipo de rebaja del IVA. No querían que la renuncia fiscal -130 millones de dólares por cada punto porcentual- no quedara diluida por una rebaja generalizada.

Estos dos grupos plantearon una rebaja de 5% del IVA, pero focalizada en los sectores más pobres, es decir los 380.000 beneficiarios de la tarjeta AFAM del Ministerio de Desarrollo Social. La tarjeta comenzará a ser expedida

Por su parte, el proyecto que entrará al Parlamento -redactado por el Ministerio de Economía- establece también un 100% de rebaja del IVA para la canasta de productos que este segmento de población puede adquirir con la tarjeta asistencial.

La confrontación puso en evidencia una vez más las diferencias de concepto macroeconómico entre el presidente y el vicepresidente, tal como ocurrió en  el debate por el impuesto a la tierra.

El diario El Observador publica este martes una versión de la crisis de extrema gravedad: el astorismo planteó a Mujica "renuncias masivas" si se pretendía ignorar el acuerdo programático de 2009, que establecía la rebaja del IVA de 2% para compras con tarjetas de crédito y débito.

Si bien Mujica desmintió que haya dos equipos económicos en el gobierno, los hechos marcan que ha habido fuertes tensiones entre el Ministerio de Economía (con el secretario de Estado Fernando Lorenzo y el presidente del BCU, Mario Bergara)  y una oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) manejada por economistas de confianza del presidente como el asesor Pedro Buonomo y el director de la repartición, Gabriel Frugoni.

Dejá tu comentario