AFP

Atacante de legislador británico había sido referido a entidad antiterrorista, según prensa

El hombre que mató a puñaladas al diputado británico David Amess había sido referido a una entidad antiterrorista del gobierno para personas consideradas en riesgo de radicalización, según informes de prensa.

El hombre que mató a puñaladas al diputado británico David Amess había sido referido a una entidad antiterrorista del gobierno para personas consideradas en riesgo de radicalización, según informes de prensa.

La policía indicó la noche del sábado que los detectives tienen hasta el 22 de octubre para interrogar al sospechoso luego de su detención bajo la ley de terrorismo, que les permite extender su arresto.

Amess, un conservador de 69 años, conversaba con electores en una iglesia de la pequeña localidad de Leigh-on-Sea, sureste de Inglaterra, cuando fue apuñalado el viernes.

La policía dijo que su Comando Antiterrorista investiga "una potencial motivación ligada a extremistas islámicos".

La BBC informó que obtuvo confirmación de que el nombre del atacante es Ali Harbi Ali, un británico de origen somalí.

El hombre había sido referido años atrás a Prevent, una entidad británica para personas consideradas en riesgo de radicalización, según la BBC.

- Investigación rápida -

Se cree que Ali no pasó mucho tiempo en el programa, que es voluntario, y nunca fue "sujeto de interés" de MI5, la agencia nacional de seguridad, indicó la BBC.

La policía y los servicios de seguridad creen que el atacante actuó solo y que se radicalizó a sí mismo, informó el diario The Sunday Times, aunque pudo ser inspirado por Al Shabaab, un grupo islamista de Somalia vinculado con Al Qaida.

El padre de Ali, Harbi Ali Kullane, un exconsejero del primer ministro de Somalia, confirmó a The Sunday Times que su hijo estaba detenido, y admitió que "me siento muy traumatizado".

La policía dijo que realiza búsquedas en tres sitios de Londres como parte de una "investigación acelerada".

Según el tabloide The Sun, el atacante apuñaló a Amess varias veces en presencia de dos mujeres, y luego se sentó a esperar la llegada de la policía

- Vigilia -

La noche del sábado, cientos de personas participaron en una vigila con velas en un campo deportivo cerca del sitio de crimen, y guardaron un minuto de silencio en recuerdo de Amess.

Previamente, el primer ministro Boris Johnson visitó el lugar para dejar una ofrenda floral frente a la iglesia junto al líder de la oposición laborista Keir Starmer.

Pobladores locales, incluidos miembros de la comunidad musulmana, lanzaron flores al sitio.

Los políticos británicos estaban estupefactos con el ataque, que recordó el asesinato de una legisladora favorable a la Unión Europea (UE) antes del referéndum sobre el Brexit.

En junio de 2016, la diputada laborista Jo Cox fue asesinada por un extremista de derecha, lo que generó llamados a la acción contra la "creciente marea" de agresiones y amenazas contra funcionarios electos.

La ministra del Interior, Priti Patel, ordenó el viernes a la policía en todo el país revisar los planes de seguridad para los 650 legisladores, y The Sunday Times reportó que cada uno de ellos tendrá protección en actividades públicas.

- Sociedad abierta -

"Seguiremos adelante (...) Vivimos en una sociedad abierta, una democracia, no nos amedrentará ningún individuo", dijo Patel a periodistas tras dejar una ofrenda en el sitio del ataque.

El diputado conservador Tobias Ellwood recomendó en Twitter "una pausa temporal en las reuniones cara a cara" con la población mientras el ministerio del Interior completa su revisión de la seguridad de los legisladores.

A su vez, el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, escribió en el diario The Observer que es necesario revisar si las medidas de seguridad aplicadas tras la muerte de Jo Cox "son adecuadas para resguardar a los legisladores, su personal y el público".

- Crecientes amenazas -

La seguridad de los legisladores británicos fue puesta bajo la lupa con el Brexit, que acentuó las divisiones políticas.

El asesino de Cox gritó repetidamente "Gran Bretaña primero" antes de disparar y apuñalar a la legisladora de 41 años durante una reunión con votantes cerca de Leeds, en el norte de Inglaterra.

Amess era del polo político contrario y respaldó el Brexit.

Una unidad policial especializada creada para investigar amenazas contra los diputados tras el asesinato de Cox dijo que se reportaron 678 crímenes contra legisladores entre 2016 y 2020.

El propio Amess escribió sobre hostigamiento público y abuso en línea en un libro que publicó el año pasado.

"Estos crecientes ataques han echado a perder la gran tradición británica de encuentros abiertos del público con sus políticos electos", escribió.

Los legisladores han tenido que instalar cámaras de seguridad y solo se reúnen con sus electores con cita previa.

A diferencia de algunos colegas, Amess publicaba en Twitter la hora de sus encuentros con electores y los celebraba en sitios públicos, aunque pedía que se registraran por adelantado.

bur-am/jj/mas/gm

Daily Mail

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario